Hermana y nuera de líder campesino se suturan los labios para exigir su liberación

jueves, 27 de noviembre de 2014
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Al cumplirse 17 días de que familiares y compañeros del maestro Florentino Gómez Girón iniciaran una huelga de hambre para exigir su libertad, su hermana Viviana y su nuera Lucy Sánchez Díaz, se suturaron hoy los labios y se unieron a la huelga de hambre que mantienen frente a las puertas del Congreso del estado. Estos dos casos se suman a los de Pedro Gómez y Anibal Gómez, hijos del detenido, quienes también se costuraron lo labios y se mantienen en huelga de hambre. Durante esta nueva acción, los inconformes reiteraron el llamado al gobernador Manuel Velasco Coello, para que revise el caso del líder social de Ixtapa, detenido luego de participar en una manifestación, el 1 de mayo pasado. Además denunciaron que hay una “indiferencia gubernamental”, sumada al hostigamiento policiaco y la amenaza de desalojarlos con la fuerza pública. Por su parte el Centro de Derechos Humanos Digna Ochoa, señaló que “este caso demuestra que bajo el actual gobierno de Chiapas que encabeza Manuel Velasco Coello persisten los presos de conciencia y por motivos políticos y que las instituciones de administración de justicia se usan para criminalizar y reprimir a quienes exigen y luchan por sus derechos humanos”. Florentino Gómez Girón es originario de la comunidad tzotzil de Chigton del municipio de Ixtapa. Fue detenido de manera arbitraria el 1 de mayo en la ciudad de Tuxtla Gutiérrez por policías estatales vestidos de civil y sin orden de aprehensión de por medio. Su captura se dio luego de su participación en una marcha convocada por los maestros integrantes de la CNTE en Chiapas para manifestar su rechazo a las llamadas reformas estructurales. Actualmente se encuentra recluido en el CERSS 14 conocido como el Amate ubicado en el municipio de Cintalapa. Su abogado Miguel Ángel de los Santos, ha señalado que no existen pruebas ni elementos para mantenerlo detenido bajo el cargo de abigeato y considera que su detención tiene tintes políticos por la labor de defensa de los derechos humanos que ha realizado. La única prueba que existe en su contra son dichos de testigos de cargo quienes, luego del careo realizado a principios de noviembre a petición de la defensa, han caído en contradicciones por lo que no existe justificación jurídica para que Florentino permanezca preso.