Acusan a Sedesol-Veracruz de escamotear recursos

martes, 11 de marzo de 2014
XALAPA, Ver. (apro).- Un bloque de 32 alcaldes del PRD denunció que Jorge Carvallo Delfín, titular de la Sedesol estatal y exlíder del PRI en la entidad, busca retener 70% de los recursos del Fondo de Infraestructura Social Municipal (FISM) para destinarlos a apuntalar la Cruzada contra el Hambre, el programa consentido de Enrique Peña Nieto. Sergio Rodríguez Cortés, líder estatal del PRD, y los alcaldes de Papantla, Marcos Romero Sánchez; Tatahuicapan, Esteban Bautista Hernández; Coatzintla, César Ulises Rodríguez, y de Zacualpan, Julián Luna García, reprocharon a los gobiernos federal y el de Javier Duarte que pretendan “violentar” la autonomía de los municipios al querer arrebatarles esos recursos para hacer “obras y acciones de relumbrón” sólo en los sitios que marque el programa federal. “No lo vamos a permitir. Vamos a emprender una lucha legal, política y social, pues a escala nacional el fondo FISM cuenta con 52 mil millones de pesos, y a Veracruz le tocan como 2 mil millones; y en el caso de los 32 alcaldes del PRD son unos 400 o 500 millones los que defenderíamos para obras en nuestros ayuntamientos”, explicó Rodríguez Cortes. Los perredistas recriminaron que funcionarios de la estatal Secretaría de Desarrollo Social fueron tajantes, pues les dijeron que sólo 30% de los recursos del fondo FISM sería administrado por los municipios, dinero que podrían utilizar en la construcción de caminos rurales. Los alcaldes Marcos Romero y Julián Luna lamentaron el ardid mañoso y político de la Sedesol, que pretende “acotarles” recursos que normalmente se utilizan para obras de infraestructura (drenaje sanitario y colectores pluviales) y proyectos educativos, como aulas y campos deportivos. “Mi municipio es muy pequeño, apenas tiene 23 comunidades, hay demasiadas carencias, faltan caminos rurales, faltan obras para agua potable, hay muchas necesidades y sólo tenemos 15 millones de presupuesto, y gran parte de eso corresponde al FISM. Si nos quitan 70%, claro que nos limitan mucho”, lamentó el alcalde de Zacualpan, Julián Luna. Marcos Romero, edil de Papantla, fue más enfático al señalar que, de ser necesario, recurrirán al amparo para evitar que la Sedesol violente el artículo 115 constitucional, alusivo a la autonomía municipal, pues aclaró que una cosa es la nueva Ley de Coordinación Fiscal y otra que la dependencia de Javier Duarte pretenda una “ley de coacción fiscal”. El líder del PRD, Sergio Rodríguez, recriminó que la Sedesol estatal pretende “espantar” a los alcaldes del PRD citándolos a reuniones informativas sobre la nueva Ley de Coordinación Fiscal en el inmueble del Órgano de Fiscalización, ente encargado de sancionar anualmente a los ediles que malversan fondos. “El mensaje es muy claro, quieren espantar a mis alcaldes. Esta ley pareciera ser la nueva ley de coacción fiscal, pero no lo vamos a permitir”. En rueda de prensa aparte, el diputado local del PT, Fidel Robles Guadarrama, criticó que la Sedesol federal esté asignando a discrecionalidad diversos contratos de obra, con una clara connotación política. “No se pueden permitir más acciones indebidas con los recursos de la delegación de la Secretaría de Desarrollo Social destinados al combate de la pobreza, ni solapar violaciones a los reglamentos de convocatoria y licitaciones para la asignación de obras”. También señaló que el titular de la delegación federal de Sedesol, Marcelo Montiel –exdiputado local del PRI– deberá informar y transparentar ante los comités de contraloría ciudadana la asignación de contratos de obra social. “Sería alarmante que Veracruz se vea envuelto en otro escándalo nacional por el mal manejo de los recursos destinados al combate de la pobreza”, alertó.

Comentarios