Aprueban homologación educativa en Guerrero

martes, 11 de marzo de 2014
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Bajo resguardo policial y atrincherados en un hotel del puerto de Acapulco, diputados locales aprobaron por mayoría la modificación a la Ley  de Educación estatal enviada por el gobernador Ángel Aguirre, con el fin de homologar la norma a la reforma educativa impulsada por el gobierno federal. La iniciativa de Aguirre Rivero fue avalada con 31 votos a favor, ocho en contra y una abstención. Desde la mañana, integrantes del magisterio disidente, que desde ayer cercaron la sede del Legislativo en la entidad, se movilizaron en el puerto de Acapulco, donde los diputados, encabezados por el presidente del Congreso, el perredista vinculado al narco Bernardo Ortega Jiménez, decidieron sesionar de forma subrepticia. La protesta magisterial obligó a los diputados a huir en dos ocasiones de las sedes declaradas como alternas: primero del Centro de Convenciones de Acapulco y luego del Forum Mundo Imperial. Finalmente, cerca de las 17:30, al menos 40 de los 46 diputados que integran la LX Legislatura se refugiaron en un salón del hotel Fairmont Princes, ubicado en la exclusiva zona Diamante del principal destino turístico de la entidad. El lugar fue resguardado por un centenar de policías estatales con equipo antimotín, quienes impidieron el acceso a unos 50 miembros del magisterio guerrerense que arribaron al lujoso hotel para exigir a los diputados el rechazo a la homologación educativa. Dirigentes de la Coordinadora Estatal de Trabajadores de la Educación en Guerrero (CETEG) criticaron el hecho de que desde el viernes 7 el gobernador Aguirre entregó al presidente del Congreso local, Bernardo Ortega, la iniciativa de modificación a la Ley de Educación estatal y le ordenara su aprobación a la brevedad. En este encuentro, realizado en el puerto de Acapulco y revelado por el periódico El Sur, estuvo presente el dirigente de la sección 14 del SNTE, Hilario Ruiz Estrada. Al respecto, la dirigencia del magisterio disidente lamentó la falta de división de poderes en la entidad, reflejada en “la actitud servil” de los diputados locales ante el Ejecutivo estatal. También calificaron como “traición” a la base trabajadora la postura del dirigente de la sección 14 del SNTE en Guerrero. En conferencia realizada en esta capital, el representante de la comisión política de la CETEG, Manuel Rosas Zúñiga, dijo que la subordinación de los diputados al gobernador Aguirre contrasta con la actitud asumida por el Congreso y el Ejecutivo de Oaxaca, quienes junto a la dirigencia de la sección 22 acordaron someter a consulta las modificaciones de las leyes secundarias en materia educativa. Además, dijo que el acuerdo alcanzado en Oaxaca entre el gobernador Gabino Cué, el Congreso y los docentes es un ejemplo de “dignidad, autonomía y respeto” de los mandatarios a la sociedad que los puso en los cargos públicos. Al respecto, el dirigente cetegista señaló que en Guerrero sucedió todo lo contrario con un gobierno postulado por la izquierda. “Con el propósito de quedar bien con el presidente Enrique Peña, el gobernador Aguirre exhibió el sometimiento del Congreso estatal y consideró que no es necesario consultar al pueblo para tomar decisiones que afectan a la sociedad”, acusó.  

Comentarios