Empresario quintanarroense abandona el estado ante saqueo de sus oficinas

lunes, 14 de abril de 2014
CANCÚN, Q. Roo., (proceso.com.mx).- El empresario Mario González denunció que sus oficinas de Chetumal fueron saqueadas la semana pasada, por lo que tomó la decisión de abandonar el estado. González, quien demandó al exedil de Felipe Carrillo Puerto Sebastián Uc Yam por un adeudo de 9 millones 600 mil pesos por obras públicas, denunció que en el robo le fueron sustraídas computadoras, documentos personales, identificaciones, dinero en efectivo y joyas. El empresario reportó el robo al procurador de Justicia del Estado, Gaspar Armando García Torres, quien le respondió que no podía hacer nada al respecto. El 20 de enero de 2012, el dueño de la empresa Construcciones JC Cúbica interpuso una denuncia contra Sebastián Uc Yam. Denunció que Blanca Imelda Varguez, subprocuradora de la Zona Maya, mantuvo el expediente detenido durante seis meses: “Semana tras semana se presentaban los testigos y no los atendía, los regresaba sin explicación alguna”. Posteriormente, el procurador García Torres le informó de la conclusión de la integración de la averiguación previa y la entrega correspondiente del expediente al Congreso estatal, aunque en realidad el funcionario “mantuvo en su poder el expediente por un lapso de seis meses” y jamás lo presentó al Poder Legislativo. El empresario incluso reconoció que tuvo que pagar “viáticos” a los agentes de la Policía Judicial y peritos de la Procuraduría General de Justicia de Chetumal para investigar el fraude en su contra. González reportó el caso al secretario de Gobierno, Gabriel Mendicuti, quien, según su dicho, le exigió dos millones de pesos para que su demanda contra el exedil procediera. Como se negó, el caso se mantuvo detenido hasta que el exalcalde dejó la presidencia municipal. Días después el expediente fue consignado con la causa penal 120/2013. El exedil interpuso un amparo y actualmente se desconoce su paradero. Según el empresario, el secretario de Gobierno protege al exedil, debido a que guardan una relación de complicidad.

Comentarios