Rehúyen jueces dictar sentencia contra militares por asesinato de inocente

sábado, 19 de abril de 2014
MONTERREY, N.L. (proceso.com.mx).- Un juez ya comprobó la responsabilidad de cinco militares por homicidio calificado contra Jorge Otilio Cantú Cantú, pero tres años después no ha sido dictada sentencia debido a amparos interpuestos por los procesados, denunció el padre de la víctima. Por la muerte a balazos de Cantú Cantú, de 29 años, ocurrida la madrugada del 18 de abril del 2011, al sur de esta capital, el juez sexto penal, Rafael Rodríguez Cruz, halló culpables a los soldados Roberto Guadalupe Rodríguez Aldama y José Manuel Dolores Luna, del delito de homicidio calificado por ventaja, según el expediente 179/2013 fechado el 15 de agosto pasado. De acuerdo a esta información, proporcionada por el doctor Otilio Cantú González, padre del hombre acribillado, el juzgador fincó responsabilidad en la misma fecha y dentro del mismo expediente a Roberto de Jesús Mellado y a Rodríguez Aldama por delitos contra la administración de justicia cometidos por servidores públicos en la modalidad de alterar los indicios o vestigios delictuosos. En la toca penal 187/2013, fechada el 30 de septiembre pasado fueron responsabilizados Rubén García Díaz, Lorenzo Heraclio Moreno y Francisco Pérez Pérez, de homicidio calificado por ventaja y se ratificó la formal prisión, explicó en entrevista el familiar afectado. En el expediente 178/2013, del 2 de octubre, Carlos Fidel Flores Ábrego también fue encontrado culpable de delitos contra la administración de la justicia por alterar evidencias, explicó el doctor Otilio. Todos ellos eran militares que, el día de los hechos, hacían trabajo de policías preventivos adscritos a seguridad pública de Nuevo León, de acuerdo con un convenio de colaboración que había entre la Secretaría de la Defensa Nacional y el gobierno del estado. Jorge Otilio fue asesinado cuando se desplazaba en su camioneta hacia su trabajo sobre la avenida Lázaro Cárdenas. En su coche fueron contados más de 40 impactos de bala. La Procuraduría estatal indicó inicialmente que el hombre era un sicario, pero luego tuvo que ofrecer una disculpa pública porque la víctima era inocente. Los soldados alegaron, después, que habían confundido a Jorge Otilio con un pistolero al que perseguían. El doctor señaló que después de la sentencia inicial, algunos de los procesados se inconformaron y la apelación ha sido turnada entre varios tribunales unitarios superiores. Relató que el magistrado primero Rodolfo Pasarín Luna recibió la inconformidad en segunda instancia y dictó la misma sentencia. El militar Pérez Pérez se inconformó y la resolución fue enviada al Segundo Tribunal Unitario de Circuito, que encabeza el magistrado Claudio Pérez, donde se encontraba en revisión. Finalmente, el 14 de febrero de este año el Consejo de la Judicatura determinó que el expediente se enviara al Quinto Tribunal Unitario del magistrado Rafael Rojas Licea, con sede en Guanajuato, que deberá valorarlo. El padre de la víctima dijo que hasta ahora no sabe cuáles serán las sentencias contra los militares pues únicamente se les ha encontrado responsabilidad, y ningún juez se ha pronunciado para fijar penalidades. “Hoy cumplimos tres años que mi hijo fue asesinado brutalmente por una pandilla de delincuentes. Todo el caso ha estado manoseado terriblemente. No se ha sentenciado a nadie. Hoy se cumplen tres años y todavía estamos esperando que este señor de Guanajuato vuelva a pronunciar la misma conclusión y se pueda dictar sentencia”, dijo Cantú González. La tarde de este viernes los familiares de Jorge Otilio acudieron a un memorial construido en el camellón lateral, en el cruce de las avenidas Lázaro Cárdenas y calle Puerto de San Blas, para dejar una ofrenda floral.

Comentarios