Por corrupción, renuncia el líder estatal del PVEM en San Luis Potosí

lunes, 26 de mayo de 2014
SAN LUIS POTOSÍ, S.L.P., (apro).- El dirigente estatal y coordinador parlamentario del Partido Verde Ecologista (PVEM), Jorge Aurelio Álvarez Cruz, solicitó licencia para separarse de ambos cargos después de que la agrupación “Ciudadanos observando” reveló el legislador incurrió en presunto desvío de recursos públicos y tráfico de influencias. Desde el año pasado, el representante de dicha organización civil, Lupillo González, comenzó a documentar cómo el ahora exdirigente del PVEM utilizaba para su uso personal las prerrogativas canalizadas a su partido al amparar su uso en facturas con compras como vaselina, pañales y medicamentos para combatir la disfunción eréctil. Apro publicó en junio de 2013 el comparativo de los gastos de los legisladores potosinos monitoreados por los activistas ciudadanos, en el que se apuntaba que el coordinador del PVEM recibía, entre dieta, viáticos, gestoría, gastos médicos, apoyo a fracciones, alrededor de 212 mil pesos mensuales. Y entre los gastos médicos el legislador con licencia incluía factoras que amparaba la compra de pastillas para dormir “Dalay”, capsulas para el dolor de las articulaciones “X Ray”, así como “Go oro”, un medicamente utilizado para la disfunción eréctil. En sus pesquisas, los activistas por la transparencia encontraron también que parte de los recursos entregados al dirigente, presuntamente destinados a pago de servicios de sus oficinas de enlace, en realidad se utilizaron para pagar el servicio telefónico en un domicilio particular, donde residen familiares de una de sus colaboradoras, de nombre Sara Catalina Ramos, quien ostenta el cargo de Secretaria de organización del PVEM. Se verificó que en el inmueble ubicado en la calle Fuente del amor número 240 de la colonia Fraccionamiento Balcones del Valle, no opera ninguna oficina de enlace del ahora exdiputado. Sara Catalina Ramos es una de las tres personas que durante meses cobraron supuestos servicios de apoyo a Jorge Aurelio Álvarez, por un monto total de casi 100 mil pesos al mes, dinero que en realidad era triangulado por el legislador, según corroboró la organización mediante el monitoreo efectuado a través de la Unidad de Acceso a la información del Poder Legislativo. Ramos supuestamente recibía una asignación de 20 mil pesos mensuales pero, de acuerdo con la denuncia, no cumplía en realidad ninguna labor en el grupo parlamentario ni en el Congreso. “En el caso de tres personas allegadas al ahora exdiputado, entre el Congreso del estado, Partido Verde y apoyos legislativos se llegaban a embolsar de manera mensual más de 100 mil pesos. Estas personas son: María Magdaleno Victorino, Jorge Castillo Herrero y Sara Catalina Ramos Reyna”, indicó la organización ciudadana. El viernes por la mañana, Lupillo González presentó una denuncia pública por todas estas irregularidades atribuidas al diputado Álvarez Cruz, quien llegó por la vía plurinominal al Congreso potosino. Un día después, el pasado sábado, se conoció que el legislador presentó licencia para dejar su curul y la dirigencia estatal del PVEM. “Trascendió que desde la cúpula del Partido Verde en la Ciudad de México le pidieron su renuncia como presidente y militante del partido”, dio a conocer la agrupación por la transparencia. Ciudadanos observando acusó a Álvarez Cruz de ponerse al servicio del gobernador priista Fernando Toranzo para respaldar iniciativas como la del aumento al precio del transporte urbano y mantener el cobro de la tenencia vehicular, a pesar del compromiso que este diputado firmó junto con otros 15 en contra de dicho impuesto, que finalmente fue ratificado. Al conocerse la renuncia, el representante Lupillo González dijo ver el comienzo de acciones como fruto de la vigilancia que todos los ciudadanos deben ejercer hacia los servidores públicos, “y un mensaje muy fuerte para todos los políticos corruptos, que vean que ya no nos vamos a dejar”.

Comentarios