Matan a dos agentes que seguían pipa con combustible robado

martes, 29 de julio de 2014
GUADALAJARA, JAL. (apro).- Dos agentes investigadores de la Fiscalía General fueron acribillados esta madrugada en el municipio de Tlajomulco, cuando intentaron detener a una pipa que presuntamente transportaba combustible robado. De acuerdo con los primeros reportes, el asesinato de los agentes –quienes circulaban en dos automóviles distintos– se registró en la avenida 8 de Julio, a la altura de la colonia Lomas del Sur, donde fueron atacados por un grupo de sujetos a bordo de dos camionetas, una Tacoma y una Lobo, que custodiaban la unidad cargada con diésel. Inmediatamente después del ataque, alrededor de las 5 de la madrugada, los agresores huyeron con rumbo desconocido, entre ellos el chofer de la unidad con el combustible robado, propiedad de la empresa Combo Energéticos. En el lugar de los hechos, peritos del Instituto Jalisciense de Ciencias Forenses encontraron más de 100 casquillos de rifles AR15 y AK47. Desde el pasado fin de semana la Fiscalía General inició un operativo contra el robo de combustible en la región Valles, que se extendió a varios puntos del estado, y la tarde de ayer elementos de la Fuerza Única de Seguridad Pública aseguraron una bodega en Lagos de Moreno, situada en el poblado Rancho Nuevo, donde se almacenaban más de 8 mil litros de gasolina robada. Hace dos semanas, decenas de elementos de las policías Federal y Estatal, auxiliados por dos helicópteros, sorprendieron a habitantes de la cabecera municipal de El Limón, en la región Costa-Sur de Jalisco, supuestamente para detener a ladrones de combustible. Según los pobladores, los agentes de seguridad no tuvieron mucho éxito, ya que sólo lograron unos cuantos litros de combustible. “Eso sí, agarraron a gente inocente que nada tiene que ver con el crimen organizado, y mientras a unos les quitaron sus pertenencias y dinero en efectivo, a otros los enviaron a Guadalajara, donde los dejaron en libertad tras pagar una fianza, pero sin tener vela en el robo de gasolina”, se quejó uno del pobladores. También denunció que las personas arrestadas fueron torturadas para que se declararan culpables y tres días después quedaron en libertad. Uno de los detenidos en aquella ocasión es Víctor Guzmán González, repartidor de tortillas, quien dijo que tuvo que desembolsar 20 mil pesos a los policías de la Procuraduría General de la República en Autlán para que lo dejaran libre.

Comentarios