Ofrece Moreno Valle castigar a policías e "infiltrados" por muerte de niño

viernes, 1 de agosto de 2014
PUEBLA, Pue. (apro).- El gobernador Rafael Moreno Valle ofreció sancionar a policías y personas “infiltradas” en el desalojo violento del pasado 9 de julio contra habitantes de la Junta Auxiliar de San Bernardino Chalchihuapan, en el que resultó muerto el niño José Luis Tehuatlie Tamayo. En una declaración que dio a los medios de comunicación locales –aunque sin permitir preguntas de los reporteros--, el mandatario avaló los resultados que dio a conocer este miércoles la Procuraduría de Justicia de Puebla, que dieron por hecho que el menor murió a causa de la “onda expansiva” que generó un cohetón lanzado por los manifestantes. “Se ha hecho una investigación muy profunda, el procurador presentó lo que es un avance por supuesto, creo que queda comprobado qué es lo que le causó la muerte al niño”, manifestó. Luego de que la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) anunció que investigará las probables violaciones “graves” a las garantías de los habitantes de Chalchihuapan, el mandatario poblano ofreció sancionar a los policías si se encuentran elementos de que incurrieron en algún ilícito. “Ahora habrá que sancionar a los responsables, particularmente observamos gente que no es de la comunidad creo que eso es algo muy delicado, pero hay otros incidentes que se han presentado y debe continuar la investigación y sancionar a policías que hayan incurrido en acto ilícito”, dijo. Luego de las múltiples manifestaciones en contra de su gobierno por este caso, Moreno Valle aseguró: "Lamentamos todos la muerte de José Luis Alberto. Es algo que nos duele y entristece a todos, el compromiso del gobierno es llegar hasta las últimas consecuencias y sancionar a los responsables. Aprovecho para reiterar mi disposición y la de mi gobierno para apoyar a los deudos y a todas las personas que hayan sido víctimas de esos sucesos violentos". Contrario a las posturas que había hecho públicas anteriormente en las que defendió la actuación de la policía, la aplicación de la llamada “Ley Bala” y responsabilizó a los manifestantes por usar a niños como “escudos humanos”, el gobernador de Puebla dijo que los hechos han servido para demostrar que la violencia “no construye”. “Quedó demostrado que la violencia no construye y que es importante que Puebla sea un estado donde prive la paz, el acuerdo, el diálogo y sobre todo que juntos podamos construir un estado más justo”, puntualizó. Cabe recordar que el avance de las investigaciones dado a conocer ayer por la Procuraduría poblana, mantiene sólo la línea referente a que fue la “onda expansiva” de un cohetón lo que causó la muerte del niño. Sin embargo, no toma en cuenta las versiones de los pobladores y la madre del menor que señalan que los policías dispararon directo contra la población durante el desalojo.

Comentarios