Acusan a directora del IMM Oaxaca de hostigamiento y despido injustificado

martes, 20 de enero de 2015
OAXACA, Oax. (apro).- La directora del Instituto Municipal de la Mujer de Oaxaca de Juárez, Eva Patricia Bravo Espinoza, fue denunciada ante la Defensoría de los Derechos Humanos del Pueblo de Oaxaca por nepotismo, hostigamiento laboral y despido injustificado contra trabajadoras de la dependencia. Según las quejas DDHPO/421/(01)/OAX/2014 y DDHPO/009/(01)/OAX/2015, la pareja sentimental del diputado federal y secretario general del PRD en el estado, Hugo Jarquín, fue acusada del despido injustificado de al menos ocho trabajadores que se negaron al “moche” de su salario o a encubrir a personas que cobran en esa dependencia municipal sin trabajar. A ese señalamiento se sumó el de nepotismo pues colocó a seis familiares en el Instituto. Incluso, fue acusada de retener a mujeres en el Centro de Prevención y Atención a Víctimas de Violencia Intrafamiliar para no perder los dos millones y medio de pesos que le da el gobierno federal para mantener dicho refugio. Las mujeres agraviadas –quienes pidieron el anonimato por temor a represalias-- se quejaron de que la responsable de evitar que se victimice a las mujeres es la principal detractora de ellas pues “no tiene el perfil”. Bravo Espinoza, acusaron, llegó al cargo por un espacio político que le dio el actual presidente municipal priista, Javier Villacaña Jiménez, al perredista Hugo Jarquín por favorecerlo en las pasadas elecciones locales y evitar que ganara el PAN. También salió de la Secretaría de Desarrollo Agropecuario Forestal Pesca y Acuacultura (Sedafpa) acusada de despidos, injustificados, falsificación de firmas y “moches” a los salarios de los trabajadores, agregaron. Durante el último año, comentaron, la funcionaria ha despedido a tres directoras del área de Desarrollo, dos de Vinculación, dos del Refugio, dos jefes de departamento y dos auxiliares de Difusión. La también aspirante a una diputación federal colocó en el Instituto Municipal de la Mujer de Oaxaca a su hermana Alejandra Bravo Espinoza y a su prima Claudia Guadalupe Medina Espinoza como asesoras. A su primo Miguel Ángel García Ruiz lo nombró jefe del departamento de Difusión, a su medio hermano Carlos Barrón lo hizo chofer y a su sobrina Laura Gabriela Ríos Ruiz la contrató para dar clases de computación. En entrevista, las mujeres despedidas explicaron: “meses atrás hemos sufrido hostigamiento laboral y hemos sido obligadas a hacer funciones fuera del margen de la ley o a actuar de manera indebida. Por ejemplo, retener a usuarias del refugio para no perder los recursos federales”. Y es que, detallaron, la estancia en el refugio es de tres meses según el modelo de atención; además, en el 2014 sólo se atendieron a 14 mujeres cuando tiene capacidad para 40. El caso de retención fue el de una menor de 15 años y su bebé de tres meses de edad, quienes debían ser entregados al DIF estatal. Sin embargo, la directora del Instituto se negó a darles la salida porque se acercaban las inspecciones del gobierno federal para liberar recursos correspondientes al 2015. “Quiten de la cabeza su egreso, ella no se va. Y así la arraigó seis meses”, dijo la funcionaria, según las denunciantes. No es todo. De acuerdo con los testimonios, también pretendió obligarlas a decir que dos personas trabajan en el Instituto cuando es falso. Además, las ha obligado a asistir a mítines políticos de Hugo Jarquín, --conocido como invasor de espacios públicos en esta capital--, disfrazados de eventos sobre equidad, género y feminicidios. “Si no les gusta, la puerta del Instituto esta muy abierta”, les decía. La aspirante a candidata plurinominal del PRD también fue acusada de “chantajear” o “sobornar” a los trabajadores, al quitarles la mitad de su salario. Por todo lo anterior, las inconformes exigieron la renuncia de Eva Patricia Bravo Espinoza, que las autoridades realicen una auditoria a su administración y que las mujeres las despedidas sean reinstaladas o bien, se les liquide conforme a la ley.

Comentarios