Tribunal Agrario restituye liderazgo a ejidatarios de Holbox

viernes, 30 de enero de 2015
CANCÚN, Q. Roo (apro).- La disputa por la isla de Hobox dio un vuelco después de que el Tribunal Superior Agrario (TSA) restituyó como dirigentes ejidales a Nivardo Mena Villanueva, Alfonso Correa Coral y Genaro Moguel, quienes encabezaron la contraofensiva legal contra Fernando Ponce –dueño de la embotelladora Coca Cola en la Península de Yucatán–, quien a toda costa busca apoderarse de ese territorio. El TSA resolvió el recurso de revisión contra el fallo del Tribunal Unitario Agrario (TUA) del Distrito 44, con sede en Chetumal, que había declarado la nulidad de la directiva liderada por Mena Villanueva y que permitió el reconocimiento de Benigno Correa, afín de Ponce y su yerno Ermilo Castilla Roche, como presidente del Comisariado Ejidal. Por supuestas irregularidades, los ejidatarios Trinidad Cetina Argüelles y Ariel Coral Ávila impugnaron la asamblea que se celebró el 21 de enero 2012, en la que resultó electa la planilla de Mena. En medio de esa disputa por la dirigencia, el pasado 1 de julio se celebró una nueva asamblea donde se resolvió la fragmentación de la isla de Holbox en cuatro ejidos. En esa ocasión, Benigno Correa fue elegido presidente del Comisariado Ejidal de Holbox. De acuerdo con Mena Villanueva, a petición de Ponce García y Castilla Roche, la fuerza pública le negó a él y a otros nueve ejidatarios el acceso a esa asamblea donde se convalidó la división del ejido. Un mes de después, el 3 de julio, la TUA finalmente resolvió el juicio promovido por Trinidad Cetina y Ariel Coral, para que se declarara la nulidad de la asamblea en la que fue electo Nivardo Mena. En respuesta, éste presentó un recurso de revisión, y el pasado jueves 22 el TSA revocó la resolución del TUA. También a solicitud de Mena Villanueva, el TSA determinó la conexión de este resolutivo con otros tres juicios relacionados con la disputa de los terrenos costeros de Holbox. Al respecto, el dirigente ejidal indicó que esta conexión influirá en la secuencia de actos y juicios que permitieron a Ponce la división de Holbox en cuatro ejidos para apoderase de la isla. En primer lugar, dijo, implica el juicio sobre la integración del fideicomiso entre Ponce, el Grupo Ara y ejidatarios de Holbox para el desarrollo del megaproyecto La Ensenada. Además, vincula el juicio que se inició cuando pobladores holboxeños fueron sustituidos por empleados de Ponce García avecindados en Mérida, luego de que éste de apoderó de sus certificados con el argumento que los tendría bajo resguardo. También se revisará el juicio sobre la asamblea del 1 de julio de 2014, en la que se determinó la división de la isla. No obstante, reconoció que aún falta una tercera instancia para que quede en firme su restitución como comisariado ejidal, aunque con este resolutivo del TSA, subrayó, “se abre una luz a la justicia”.

Comentarios