Marchan en Tabasco para exigir justicia por la muerte de dos jóvenes a manos de federales

viernes, 2 de octubre de 2015
VILLAHERMOSA, Tab. (apro).- Familiares, amigos y varias decenas de personas marcharon este viernes hasta la delegación de la Procuraduría General de la República (PGR), para exigir castigo a los policías federales que asesinaron a dos jóvenes e hirieron a otros dos el pasado 27 de septiembre. Con pancartas y fotografías de Alejandro Contreras Sierra y Miguel Ángel Martínez López, los inconformes, en su mayoría vestidos de blanco y moños negros, acusaron a la PGR y a la Fiscalía General del Estado (FGE) de proteger a José Ángel Guzmán Monroy, Santos Mario Texcalpa y Camilo Iván Serrano Saavedra. Freddy Contreras Domínguez, padre de Alejandro Contreras Sierra, exigió que el asesinato de su hijo “no quede impune”. Previamente, en un noticiero de radio, los padres de las víctimas denunciaron que luego de asesinar a sus hijos, los policías federales “sembraron” una pistola en la camioneta Ford Ranger donde fueron rafagueados, y también hirieron a Roberto Contreras Osorio y Jorge Luis Gómez Estrada, supuestamente porque los confundieron con un grupo armado al que perseguían y que momentos antes había disparado a un agente. También dijeron que los cuerpos de los dos muchachos fueron “manipulados” en el Servicio Médico Forense de la FGE, además de que les negaron información y les entregaron los cadáveres 18 horas después del doble homicidio. El fiscal Fernando Valenzuela Pernas reiteró que las investigaciones las realiza la PGR y que la FGE solo participó en el levantamiento de los dos cuerpos y el aseguramiento de las dos camionetas de la Policía Federal y la Ford Ranger que participaron en los hechos, así como otros tres vehículos de particulares que recibieron impactos de bala; además, dijo, recogieron todas las pruebas y luego las enviaron a los servicios periciales de la PGR. Asimismo, señaló que a las víctimas se les hizo la prueba de radiozonato de sodio para saber si dispararon armas de fuego. Según el testimonio de los policías federales José Ángel Guzmán Monroy, Santos Mario Texcalpa y Camilo Iván Serrano Saavedra, que rindieron ante el Ministerio Público Federal, accionaron sus armas en respuesta a un ataque armado de los cuatro jóvenes.

Comentarios

Otras Noticias