Encuentran a joven reportada como desaparecida en el Estado de México

viernes, 27 de noviembre de 2015
MÉXICO, DF (apro-cimac).- María Fernanda López Muciño, de 14 años y quien fue reportada como desaparecida el miércoles pasado en el municipio mexiquense de Nicolás Romero, ya se encuentra con su familia, confirmó su abuela María Antonia Márquez. Fernanda es hija de Nadia Alejandra Muciño Márquez quien fue asesinada por su pareja en febrero de 2004 y cuyo crimen a la fecha sigue impune. La madre de Nadia, quien libra una batalla legal para acceder a la justicia por el feminicidio de su hija, informó a Apro que su nieta fue localizada la noche del jueves pasado. Márquez agradeció el apoyo de la sociedad civil y medios de comunicación pues así fue posible impulsar las labores de búsqueda de su nieta quien –precisó– está en buenas condiciones de salud. Fernanda fue reportada como desaparecida por sus familiares el miércoles pasado luego de que no volviera de la secundaria a la hora esperada. Su familia acudió a las autoridades locales para que iniciaran las labores de búsqueda y por la tarde se activó la Alerta Amber para localizar a la joven. Fernanda salió de su casa en Nicolás Romero minutos después de las 8:00 de la mañana para ir a la secundaria donde estudia. Su tía Viviana Muciño Márquez contó que vio a la joven llegar a la esquina de su calle pero al mediodía ya no volvió. Al ver que no volvía, su abuela quien desde el asesinato de su hija se convirtió en una férrea activista en el Estado de México y asumió el cuidado de sus tres nietos, acudió a la secundaria donde estudia la joven. Ahí le informaron que Fernanda no había llegado a clases. De inmediato interpuso ante el Ministerio Público de Nicolás Romero una denuncia de hechos por la desaparición de la adolescente y pidió a través de las redes sociales el apoyo de activistas. Nadia Alejandra Muciño Márquez, mamá de Fernanda fue asesinada en 2004 en el municipio mexiquense de Cuautitlán Izcalli a manos de su entonces pareja Bernardo López Gutiérrez y de su cuñado Isidro López Gutiérrez “El Matute”. A 11 años del asesinato el crimen sigue impune pues no se ha dictado sentencia contra el presunto homicida y el gobierno del estado tampoco ha reparado el daño a la que se comprometió en 2011 cuando el gobernador era Enrique Peña Nieto, hoy titular del Ejecutivo federal.

Comentarios