Y en Guanajuato un menor es víctima de tiroteo al salir de una tienda

domingo, 15 de febrero de 2015

GUANAJUATO, Gto. (proceso.com.mx).- Un niño de 12 años murió al ser alcanzado por numerosos disparos en una persecución entre varios sujetos –distribuidores de drogas–, cuando salía de una tienda para ir a su casa, en la tarde del sábado en la colonia Del Bosque de la ciudad de Celaya.

En medio del tiroteo quedó también lesionada una mujer embarazada. El hombre que era perseguido, presuntamente integrante de una pandilla, fue acribillado por sus perseguidores, quienes lograron huir después del tiroteo.

De acuerdo con información de la Procuraduría de justicia, el menor recibió por lo menos tres de los más de 30 disparos que iban dirigidos a un hombre identificado como Juan José Peña Juárez, con el que se cruzó en la calle, a la salida de una tienda de ropa, cuando era perseguido por sus atacantes.

Juan José Peña recibió cinco de los disparos. A un costado le fue encontrada una bolsa de plástico con varias dosis de cocaína, según el reporte oficial.

Mientras que la mujer embarazada fue trasladada a una clínica del IMSS en estado delicado.

El tiroteo inició alrededor de las cinco de la tarde del sábado, cuando sujetos a bordo de una camioneta de color rojo interceptaron a Juan José Peña, de 32 años, supuesto integrante de la pandilla Los Mickys, quien conducía una camioneta Ford Ram, entre las calles Membrillo y Guanábana de la colonia Del Bosque, y comenzaron a perseguirlo y a dispararle.

Sobre la calle Membrillo, el hombre abandonó el vehículo y corrió hacia una tienda de ropa, de la que aparentemente iba saliendo el menor, de nombre Carlos, quien se encontró en medio de los disparos y, aunque intentó ponerse a salvo, fue alcanzado por éstos.

Los tiradores siguieron persiguiendo a Juan José y unos metros más adelante finalmente lo alcanzaron y lo acribillaron al dispararle en la cabeza y el tórax, para después escapar en la camioneta.

Las autoridades encontraron por lo menos tres calibres distintos en el lugar.

De acuerdo con una nota del periódico Correo, los vecinos de la colonia Del Bosque expresaron su indignación a los elementos de las corporaciones que se presentaron tras el tiroteo –aunque no lograron capturar a los responsables-, y exigieron frenar la ola de ejecuciones y la violencia que prevalece en esta ciudad.

Celaya se mantiene como la ciudad con el más alto índice delictivo en el estado, y figura entre las localidades más peligrosas del país según el último reporte del Observatorio Nacional Ciudadano.

Comentarios