Se eleva 30% la extorsión telefónica en Oaxaca

lunes, 13 de abril de 2015
OAXACA, Oax. (apro).- La Procuraduría General de Justicia del estado (PGJ) alertó sobre el incremento, en un 30%, de las denuncias por extorsión, delito proveniente de llamadas realizadas desde números telefónicos del Distrito Federal, Jalisco, Tamaulipas y Yucatán. En las llamadas a las víctimas los presuntos extorsionadores afirman tener a sus familiares detenidos o secuestrados. Estos ilícitos se incrementaron en un 30% sólo en marzo. Para dar una idea de la dimensión del problema, la Procuraduría detalló que en el 2014 se recibieron 29 denuncias formales y 107 denuncias anónimas, mientras que sólo en el primer semestre de 2015 se han generado nueve denuncias formales y 38 denuncias anónimas. Ante el aumento de este delito en la entidad, la Procuraduría decidió replicar la información de alerta con familiares y amigos para evitar ser víctimas de este delito. La dependencia señaló que es preferible evitar que menores de edad o adultos mayores contesten el teléfono y menos aún que se proporcione información familiar, de cuentas bancarias o actividad laboral. Los extorsionadores, explicó,  utilizan el engaño telefónico como medio para falsificar o ejercer cualquier tipo de violencia con la intención de obtener un lucro lo que vulnera la tranquilidad y estabilidad de las personas. La PGJ reconoció que este fenómeno ha perjudicado a una gran parte de la sociedad oaxaqueña, a través de distintos modus operandi, aunque el más recurrente es aquel en el que se llama a la víctima vía telefónica y se le hace creer que es un familiar de Estados Unidos que viajará a Oaxaca, que sufrió un accidente en la carretera y que tiene que pagar cierta cantidad de dinero para que no se lo lleven detenido. Piden a la víctima depositar la cantidad solicitada y le dicen que una vez que llegue al estado le pagara su dinero. Cuando la víctima realiza el depósito el delincuente pide otra cantidad de dinero con el argumento de que en el accidente falleció una persona. En algunas ocasiones la víctima vuelve a depositar. Otra modalidad de extorsión muy usada en la entidad es el secuestro virtual, que consiste en contactar a la víctima vía telefónica para que escuche una voz que grita pidiendo auxilio. En ese momento habla un sujeto y dice a la víctima que tiene secuestrado a su hijo o hija y le exigiéndole una cierta cantidad de dinero, mientras la entretienen en el teléfono para impedirle que cuelgue y contacte a sus familiares. La Procuraduría dio a conocer algunos de los números desde donde se han realizado este tipo de extorsiones. La mayoría de ellos son del Distrito Federal: 5514598478, 5565641216, 5564086608, 5551379500, 5536379377, 5535878138, 5541092572, 5519250085 y 5564516250. De Guadalajara, Jalisco, el 3319589333, 3319586745 y 3319588408; de Ciudad Victoria, Tamaulipas el 8341673664, y de Mérida, Yucatán el 9993652960.

Comentarios