Denuncian daño ambiental por operación de mina en Chiapas

martes, 14 de abril de 2015
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Campesinos y pescadores de Mazatán alertaron sobre daño ambiental por la operación de una mina que deposita sus desechos en los afluentes de agua dulce que llegan a dar a los campos de cultivo de la zona baja y en esteros y playas de Pacífico. Los denunciantes informaron que temen que se haya comenzado a extraer gas lutitas, en lugar de hierro, y que los procesos para obtener ese combustible pongan en riesgo sus cultivos de soya, plátano, ajonjolí, maíz, así como la ganadería y pesca ribereña y en mar abierto. Miembros del ejido Marte R. Gómez e integrantes de la Organización Campesina Emiliano Zapata- Movimiento de Liberación de Nacional (OCEZ-MLN) dieron a conocer la operación de esa mina asentada en el ejido San Simón del municipio de Mazatán. El dirigente Alfredo Martínez Hernández detalló que la mina está muy cerca del mar y están seguros de que hay una gran contaminación en esa zona, pues “hay ocho pozos perforados ahí. Dicen que van a sacar hierro, aunque nosotros pensamos que van a sacar gas, pues cada pozo tiene 300 metros de profundidad”. Luego expresó que debido a la cercanía con el mar no descartan que la playa se contamine; además, los restos de sustancias químicas utilizadas para la extracción de los minerales pueden poner en riesgo los cultivos y afectar los pozos de agua cercanos. Sostuvo que los concesionarios de la mina les han dicho que van a extraer hierro, “pero no es así, es gas lutitas, esto lo sabemos por los videos que hemos visto y que nos han presentado las ONG que han tomado muestras de lo que está bajo la tierra del Soconusco; además, hay oro y plata en otras minas de la región”. Martínez Hernández expuso que la denuncia la hicieron ante el Tribunal Permanente de los Pueblos con sede en Roma, Italia, así como en la Ciudad de México; por ello, a partir de ahí están trabajando con las denuncias, no sólo de Mazatán, Escuintla y Acacoyagua, también con las de Chicomuselo. “Son más de 153 minas que están en exploración, otras a punto de explorar y otras más que están explotando”, indicó. En teoría, abundó, las minas son mexicanas, pero en realidad son operadas por empresas trasnacionales de Canadá, así que “el gobierno de México da las concesiones, pero quienes las explotan son los canadienses, algunos chilenos y otros son australianos o españoles”.  

Comentarios