Desapareció su hija, se puso a indagar y lo mataron

miércoles, 12 de agosto de 2015
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Desesperado por no tener noticias de su hija Guadalupe Pérez Díaz, quien desapareció desde el pasado lunes 3, el indígena tzotzil Jorge Adalberto Pérez, quien reside en el municipio Nicolás Ruiz, viajó a esta capital al día siguiente para buscarla y lo mataron. Guadalupe, de 33 años de edad, trabajaba vendiendo zapatos. El lunes 3 salió temprano a laborar, pero ya no regresó. Al día siguiente, cuando su padre supo la noticia, dejó su casa, ubicada a unos 100 kilómetros al sur oriente de esta ciudad, e inició las pesquisas. Horas más tarde apareció muerto en las inmediaciones de la colonia Raymundo Enríquez, municipio de Ocozocoautla, a pocos kilómetros de esta ciudad. Su cuerpo estaba envuelto en una sábana, con evidentes huellas de tortura. Los asesinos intentaron quemarle el rostro para que no fuera identificado. Luego de que medios locales informaron al respecto, amigos y familiares de Jorge Adalberto Pérez viajaron a esta ciudad para identificarlo. El lunes 10, alrededor de 500 comuneros de Nicolás Ruiz marcharon por calles de esta capital para exigir justicia por la muerte de su vecino, y demandaron a las autoridades la aparición de su hija. “Exigimos justicia por el crimen cometido al comunero Jorge Adalberto Pérez y la desaparición de su hija Guadalupe Pérez Díaz, ambos del municipio Nicolás Ruiz”, se leía en una lona que los campesinos levantaron al entrar a la ciudad. Después de esperar varias horas en el parque central, los recibió el secretario de Gobierno, Juan Carlos Gómez Aranda, a quien explicaron que Guadalupe Pérez tiene una vida honorable y su padre fue un comunero responsable con el poblado y con su familia. Destacaron que después de la muerte de Jorge Adalberto, la comunidad de Nicolás Ruiz se ofreció para coadyuvar con la Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) en la búsqueda de la joven. Sin embargo, apuntaron, “agentes de la Procuraduría llegaron a Nicolás Ruiz y en vez de dedicarse a buscar a Guadalupe en Tuxtla Gutiérrez, donde desapareció, se dedicaron a hostigar a la familia y a los comuneros”. Por ello, exigieron al gobierno de Manuel Velasco Coello una búsqueda exhaustiva de la joven y la detención de los culpables de la muerte de su padre. El pasado martes 11 se halló el cuerpo de una mujer en la carretera que comunica a Chiapa de Corzo y Acalá. Se especuló que podría tratarse de Guadalupe Pérez Díaz, pero hasta ahora las autoridades no lo han confirmado. De acuerdo con reportes de la PGJE, en Chiapas hay al menos 16 mujeres jóvenes desaparecidas.

Comentarios