Gobernador de Colima busca aval de diputados para contratar deuda por mil 598 mdp

jueves, 17 de septiembre de 2015
COLIMA, Col., (apro).- El gobernador Mario Anguiano Moreno manifestó que está abierto a que el Órgano Superior de Auditoría y Fiscalización Gubernamental (Osafig) revise “de manera exhaustiva” el gasto público de su administración. Ante diputados del PRI, PAN, PRD, PT y Nueva Alianza, el mandatario añadió que “si producto de ese análisis se determina que alguien se quedó indebidamente con recursos públicos, que se proceda legalmente, incluido el gobernador o cualquier otro funcionario”. En el encuentro, a puerta cerrada, Anguiano Moreno buscó el aval de los 15 legisladores para contratar un crédito por mil 598 millones de pesos, a pesar de que está a mes y medio de dejar el cargo. Luego de explicar las razones por las que llegó al déficit financiero, el mandatario reconoció que existe inquietud en la población y en los propios diputados sobre si esa situación fue producto de un sobregiro del gasto en políticas públicas o si hubo desviaciones de recursos por parte de funcionarios públicos, por lo que propuso que el Osafig no se limite a revisar los ejercicios fiscales de 2014 y 2015, sino los anteriores. El pasado lunes, el gobernador envió al Poder Legislativo la solicitud de autorización del crédito, con el argumento de que 638 millones de pesos serían utilizados para atender compromisos económicos de corto plazo, mientras que los 960 millones restantes se destinarían a realizar aportaciones para proyectos de obras concurrentes. En el transcurso de las últimas semanas, el gobierno de Mario Anguiano ha enfrentado las protestas de diversos sectores por el incumplimiento de obligaciones económicas, entre ellos los adultos mayores que dejaron de percibir sus pensiones alimenticias, los profesores de la Sección 39, a quienes se adeudaba pagos de salarios, y trabajadores del Poder Judicial, que han enfrentado retrasos en el pago de sus sueldos por falta de transferencias presupuestales. En su encuentro con los diputados, el jefe del Ejecutivo expuso que de 2008 a 2014, el estado de Colima ha dejado de recibir mil 388 millones de pesos del Fondo General de Participaciones y 907 millones de pesos del FAEB, producto de una reforma fiscal aprobada en el año 2007, que modificó a la baja los coeficientes de asignación de esos fondos; además de los 743 millones que desde 2011 se han dejado de captar por el subsidio a la tenencia vehicular. Es decir, desde 2008 han dejado de ingresarle al estado de Colima 3 mil 38 millones de pesos, sólo por la disminución en el Fondo General de Participaciones, en el Fondo para la Educación Básica y Normal y por el subsidio a la tenencia vehicular. Como parte fundamental del problema financiero del Gobierno del Estado, Mario Anguiano reconoció el excesivo gasto en servicios personales, motivo por el que se decidió no recontratar a mil 050 trabajadores, pues de los 9 mil 36 que se tenían en el año 2009, en 2015 se tenían 11 mil 032. Informó que la deuda pública del estado actualmente es de 2 mil 199 millones pesos, cuya amortización anual es de 19 millones de pesos, y sumados mil 598 millones que se están solicitando, la deuda ascendería a 3 mil 797 millones de pesos, de la que se amortizarían 30 millones anuales. Desde que se anunció la solicitud del crédito, el PAN anunció que sus legisladores no emitirán su voto a favor de la autorización.

Comentarios