Graco resucita a candidato perdedor de Cuernavaca; lo nombra titular de Transporte

lunes, 21 de septiembre de 2015
CUERNAVACA, Mor. (apro).- El gobernador de Morelos, Graco Ramírez, resucitó a su amigo Jorge Messeguer Guillén, candidato perdedor en la pasada elección a la alcaldía de esta capital, a quien nombró secretario de Movilidad y Transporte, en sustitución de Manuel Quijano. Messeguer es amigo personal de Ramírez. En 2012 fue su coordinador de campaña y en octubre de ese año fue nombrado secretario de Gobierno. En junio pasado, el funcionario dejó el cargo para competir por la presidencia municipal de Cuernavaca. Sin embargo, quedó en el cuarto lugar debajo del futbolista Cuauhtémoc Blanco Bravo (PSD), Maricela Velázquez Sánchez (PRI) y Luis Miguel Ramírez Romero (PAN). Oriundo del Distrito Federal, fue fundador y dirigente local del PRD en Morelos. Ha sido compañero de viaje del gobernador desde 1997, año del movimiento social contra el entonces mandatario priista Jorge Carrillo Olea; y diputado local en 2000-2003. Desde semanas atrás corrió el rumor de que Messeguer Guillén ocuparía la cartera de Movilidad y Transporte. Sin embargo, su falta de experiencia en el tema y el escaso contacto con agrupaciones de concesionarios ponían en duda el nombramiento. No obstante, este lunes fue oficializado el cambio. Al anunciar el relevo, el gobernador Graco Ramírez encargó al nuevo funcionario conducir el proceso de renovación y puesta en marcha del nuevo modelo de transporte urbano de la entidad. Para ello, una empresa –de la que no se conoce el nombre–, realiza un estudio de necesidades e impacto del servicio. Además, esta semana la empresa Parametría aplicará una encuesta en domicilios de las zonas metropolitanas de Cuernavaca, Cuautla y Jojutla. El pasado 18 de agosto, Graco Ramírez y el director general de la encuestadora, Francisco Abundis, anunciaron el ejercicio que “permitirá evaluar el funcionamiento del transporte público entre los usuarios”. Con los resultados, dijeron, se iniciará “con los cambios que requiere y exigen los usuarios”. El objetivo es, dijo el empresario, “conocer la opinión de todos los usuarios, desde el trato de los choferes, el costo, el servicio en general, el estado de las unidades, todo estará enfocado a un diagnóstico del transporte para mejorar a favor de los ciudadanos”. No obstante, entre los concesionarios y usuarios se asegura que la intención del mandatario estatal es imponer el proyecto “Morebús”, similar al Metrobús de la Ciudad de México. El plan incluye la operación de autobuses que circulen por un carril preferente, con parabuses establecidos y tarifa menor a la que cobran las rutas de microbuses concesionados. El proyecto Hace un año, el ejecutivo estatal presentó una iniciativa de Ley de Transporte para crear el Sistema Integrado de Transporte Masivo, que se traduce en el “Morebús”. Para este proyecto se construirá un anillo vial que agilice la comunicación de Cuernavaca hacia Jiutepec, Emiliano Zapata y Temixco. Con ello, según la justificación, se cubrirá la necesidad de alternativas para mejorar las distancias y tiempos de traslado de usuarios y se tendrá un servicio digno y profesional que costará hasta 40% menos. Dicha iniciativa lleva un año en la congeladora, pues la anterior legislatura ni siquiera la dictaminó, debido a la oposición de organizaciones de concesionarios, quienes no olvidan la declaración de Graco Ramírez cuando presentó el proyecto en julio de 2014. Entonces dijo que el “Morebús” sería un sistema que evitaría “embotellamientos, accidentes y contaminación” y los llamó a dar paso a la modernidad. Los transportistas advierten que la implementación del “Morebús” es un negocio y pretende un retroceso de 30 años en el transporte. “Es regresar a los tiempos del pulpo camionero”, dicen, en referencia a la administración de Armando León Bejarano (1970-1976), cuando el transporte tenía un pésimo servicio y era inseguro. “No es más que un engaño a la sociedad. Dicen que va a ser más barato. Es mentira, vienen grupos empresariales de otros estados y de aquí mismo a invertir en ese proyecto. ¿Qué va a pasar? El pulpo camionero revive gracias a la propuesta del gobernador. Van a echar por la borda o a la calle a 50 mil familias que dependen del transporte, más las que dependen de manera indirecta”, dijo Alejandro Morales Merino, dirigente del Frente Transportista de la Región Oriente. El gobernador Graco Ramírez ha dicho que para la implementación de este proyecto, dada la organización de las ciudades de Cuernavaca, Cuautla y Jojutla y sus zonas metropolitanas, es necesario construir nuevas vialidades o ampliar las que ya existen, pues las calles y avenidas son de dos o cuatro carriles. Para ello, dijo que “una empresa” realizaría un estudio de necesidades e impacto para contar con insumos que permitan hacer un proyecto técnico y conseguir recursos con Banobras. Este lunes, durante la toma de protesta de Jorge Messeguer Guillén como nuevo titular de Movilidad y Transporte, el gobernador Ramírez le encargó establecer contacto directo con los concesionarios de las regiones metropolitanas.

Comentarios