Secuestradores grababan agresiones sexuales a víctimas para presionar a familiares

jueves, 7 de enero de 2016
TOLUCA, Edomex., (apro).- Para enviar el material a familiares y presionar el pago del rescate, una banda de secuestradores relacionada con 24 averiguaciones previas en el Estado de México y el Distrito Federal videogrababa agresiones sexuales a sus víctimas. Alejandro Gómez, titular de la Procuraduría General de Justicia del Estado de México (PGJEM), expuso que el modus operandi de esta organización consistía en videograbar “a las víctimas cuando eran objeto de agresiones verbales, físicas y sexuales para enviarlos a sus familias y hacer presión para generar los pagos del rescate”. Miguel Ángel Juárez García, también identificado como Miguel Ángel Soto Jiménez, es señalado como líder de la banda y tiene antecedentes penales por robo con violencia, delito por el que estuvo recluido 13 años en el penal de Barrientos. Salió libre hace cuatro años. Según información de las autoridades, era buscado desde hace varios meses por estar relacionado con cinco carpetas de investigación radicadas en la PGJEM, 14 averiguaciones previas en la Procuraduría General de la República (PGR) y cinco en la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal. Fue remitido a la Unidad de Secuestros de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO). Junto con dos implicados, Miguel Ángel fue detenido en un operativo conjunto entre autoridades mexiquenses, capitalinas y federales cuando pretendía cobrar un rescate en las inmediaciones de La Raza. Su arresto se realizó sin un solo disparo, ya que fue sorprendido y superado en número, por lo que no ofreció resistencia. El cabecilla de la banda proporcionó información sobre la ubicación de la casa de seguridad: Calle 29 de abril, colonia UAM, en Atizapán de Zaragoza. Ahí fue localizada y rescatada una víctima, quien se encontraba esposada a una cama y vendada de los ojos. Junto con él, también fueron aprehendidos los esposos Florencio Vidal Barrera Ortega, de 69 años, con antecedentes por homicidio que lo mantuvieron preso en Cuautitlán; e Hilaria Alicia Campos Rodríguez de 58; ambos avecindados en Atizapán. Supuestamente se encargaban de cuidar a las víctimas. La víctima rescatada dijo que fue cuidada por una mujer con experiencia en enfermería, lo que coincide con la versión de Alicia Campos, quien indicó que anteriormente se dedicaba a cuidar personas de la tercera edad. Ella y su esposo fueron remitidos al fuero común, donde la autoridad judicial determinará su situación jurídica. A los detenidos les fue asegurado una subametralladora calibre 9 milímetros, con cargador abastecido y 20 cartuchos útiles, así como dos autos y una motocicleta.

Comentarios