Médicos indígenas agradecen a Fidel Castro 'el aliento de esperanza”

martes, 29 de noviembre de 2016
TUXTLA GUTIÉRREZ, Chis. (apro).- Indígenas de la Asociación de Médicos Chiapanecos graduados en la Escuela Latinoamericana de Medicina (ELAM) de Cuba lamentaron la muerte de Fidel Castro, cuyo legado –subrayaron– tuvo y sigue teniendo impacto entre los pueblos y las comunidades indígenas de la entidad. “No es in memorian. No podemos hablar de usted como in memorian, porque vive con nosotros, está en nosotros, nos invade el dolor por no poder despedirlo en nuestro apreciado caimán. Fidel, le hablamos así, porque somos sus hijos chiapanecos que los tuviste en casa, ahora ya formados con el principal elemento de la libertad que es la educación”, señalan los médicos choles, tzeltales, tzotziles y tojolabales en una carta enviada a la Embajada de Cuba en México. Añaden: “Tus hijos médicos indígenas, que cuando llegamos a nuestra Isla muchos no hablábamos bien español y nuestros padres son campesinos, caminamos descalzos muchos años para seguir nuestros sueños, y ahora somos médicos generales, médicos de familia, ginecólogos, cirujanos, anestesiólogos, neurocirujanos, profesores universitarios. Queremos hacer saber a Cuba, a México y al mundo que somos muchos los que te amamos y amamos al pueblo de Cuba”. Los firmantes destacan en la misiva que aprendieron a agradecer, “haciendo como nos enseñaste, cumpliendo misión con la brigada médica internacional Henrry Reave en Haití para los más necesitados, trabajando en la Isla como médicos de familia para nuestro pueblo, y aplicar una medicina más social, humana y científica en cualquier parte del mundo, pero estamos de regreso a esta su otra casa en Chiapas, México. “Gracias comandante por dar a los indígenas de Latinoamérica el aliento de esperanza y enseñar el camino de la emancipación. Nuestra religión sigue siendo la bioética, que no es más que la defensa de todo lo que tenga vida. Por supuesto, sin pedirle permiso a nadie”, concluye el texto. Y en lengua indígena tzeltal resaltan: “Ya junatik, ta beel, muk' úl tatik. (Seguiremos tu camino Gran Señor). Junuk a vo'on cha vay sbatel oil muk'ta chanubtasvanej (Descanse en paz gran maestro)”. La carta está firmada con un “¡Hasta Siempre Comandante Fidel...! ¡Hasta La Victoria Siempre...!”. La ELAM fue fundada en 1999 para apoyar a latinoamericanos que querían estudiar medicina en la isla caribeña. En 2001, con la gestoría del gobierno chiapaneco, los primeros jóvenes indígenas empezaron a viajar para estudiar en Cuba. Actualmente muchos indígenas chiapanecos siguen en esa escuela. Los primeros egresados regresaron a Chiapas en 2007. Se calcula que son casi cien los hombres y mujeres médicos que trabajan en hospitales públicos en el estado de Chiapas. Olga Lidia López, mujer indígena tzeltal originaria del pueblo de Oxchuc, trabaja en el Hospital de la Culturas de San Cristóbal de Las Casas. Señala que, como ella, muchos de sus hermanos indígenas están agradecidos con Castro Ruz porque les abrió las puertas para prepararse en ese país y regresar para servir a los pueblos y comunidades indígenas de Chiapas. De diferentes lenguas, otros más se desempeñan en Huitiupán, Yajalón y Motozintla, y además de médicos generales también hay neurocirujanos y de otras especialidades.