Se fractura la 'caballada de unidad” de Borge; Mendicuti se alía con PAN-PRD

lunes, 21 de marzo de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El PRI en Quintana Roo sufrió un nuevo golpe, tras la adhesión de Gabriel Mendicuti, uno de los seis “caballos de unidad” nombrados así por el gobernador Roberto Borge, a la coalición Quintana Roo UNE, integrada por los partidos Acción Nacional (PAN) y de la Revolución Democrática (PRD). El dirigente del PRD en la entidad, Emiliano Ramos, dio a conocer en su cuenta de Twitter la noche del domingo pasado la adhesión de Mendicuti Loria, quien renunció como secretario de Gobierno un día antes de la designación de Mauricio Góngora como precandidato de unidad del PRI a la gubernatura. “Siguen los desprendimientos del PRI. Se suma @GMendicuti1 a la alianza UNE”, escribió Ramos Hernández y acompañó el mensaje con una foto en la que aparece él con el dirigente estatal con licencia del PAN, Eduardo Martínez Arcila y el exsecretario de Gobierno al centro. Por su parte, el dirigente panista escribió también a través de Twitter: “Construyamos juntos el #mejorfuturo que Solidaridad se merece” con lo que dejó entrever la posibilidad de que postularán a Mendicuti como candidato de la coalición PAN-PRD a ese municipio, mismo que el expriista ya gobernó en el trienio 2002-2005. Mendicuti Loria formaba parte del sexteto de “caballos de unidad”, como bautizó Borge a los aspirantes a la gubernatura estatal. En ese grupo figuraban también el diputado federal José Luis Chanito Toledo, a quien no logró imponer como candidato; Mauricio Góngora, quien resultó el elegido; los alcaldes de Cancún y Othón P. Blanco, Paul Carrillo y Eduardo Abuxabqui, así como el dirigente estatal del PRI, Raymundo King. El 6 de marzo pasado Mendicuti felicitó a Góngora Escalante por su postulación a través de su cuenta de Twitter, pero no asistió al evento oficial del registro. Hace dos semanas el diputado con licencia Jesús Pool dio a conocer que unos tres mil priistas renunciaron a su filiación al sentirse “traicionados” por la cúpula del partido que cedió al Partido Verde Ecologista (PVEM) posiciones en dos municipios y varios distritos electorales. El PRI negó una desbandada y afirmó que sólo renunciaron 69 militantes reales y que, en cambio, se habían afiliado seis mil nuevos priistas. El PRD afirmó que tales afiliaciones son de burócratas que fueron presuntamente obligados y amenazados con perder sus empleos si no aceptaban. Carlos Joaquín González, el primero en separarse del PRI a principios de febrero pasado, y actual candidato de la coalición PAN-PRD a la gubernatura de Quintana Roo, ha declarado que el discurso de “unidad” al interior del PRI es sólo una simulación. Mauricio Góngora, el candidato de “unidad” del PRI rechaza esa aseveración y asegura que el partido está “más unido que nunca”.

Comentarios