Relevan de comisión a diputada que aconsejó a indígenas 'no dejar de vender sus nopalitos”

jueves, 14 de abril de 2016
GUANAJUATO, Gto. (apro).- La diputada priista Luz Elena Govea fue removida como presidenta de la Comisión de Derechos Humanos del Congreso local, luego del mensaje que dirigió en un encuentro con representantes de etnias indígenas, a quienes pidió que continuaran vendiendo los productos de la tierra y elaborando artesanías, porque no los veía “detrás de un escritorio”. Con 29 votos a favor y cinco en contra, el pleno del Congreso local aceptó el punto de acuerdo propuesto por la Junta de Gobierno para destituir de su cargo a la legisladora, quien también quedó fuera de la Comisión de Género. En su lugar fue designada la diputada Irma Leticia González, también del PRI, quien presidía la Comisión de Asuntos Municipales. En días pasados un grupo de indígenas denunció ante la Comisión de Derechos Humanos del Congreso local las arbitrariedades que comete personal del gobierno panista de León, entre ellas el acoso a quienes venden sus productos en la vía pública, por lo que solicitó establecer una mesa para atender el tema de los jornaleros agrícolas que por estas fechas arriban a los campos guanajuatenses. Los inconformes, quienes fueron recibidos en Palacio Legislativo el pasado lunes 4, solicitaron apoyo a los diputados ante la falta de opciones de empleo y educativas. En respuesta, Luz Elena Govea soltó: “Se los digo con todo respeto: cuando ustedes piden trabajo es necesario que manifestemos cuáles son nuestras aptitudes…No me imagino a las mujeres indígenas en una fábrica, haciendo el aseo de un edificio o detrás de un escritorio. Me las imagino en el campo, en sus casas haciendo artesanías, haciendo el trabajo de sus comunidades indígenas”. Añadió: “A eso dirijamos la visión del trabajo que ustedes están solicitando, porque si ustedes deciden abandonar su tierra y sus tradiciones, el pueblo mexicano nos quedamos sin nuestras raíces. Piensen en eso cuando quieran ver un futuro”. Tras escuchar el mensaje, el Consejo Nacional para Prevenir la Discriminación (Conapred) envió un extrañamiento al Congreso local, y anoche el grupo parlamentario del PRI difundió un comunicado con la disculpa de Govea en estos términos: “En mi concepto, y por mis orígenes, las comunidades indígenas merecen toda mi consideración y absoluto respeto a sus valores y costumbres, por lo que reconozco no haber sido lo suficientemente precisa al hablar del desarrollo de sus actividades, toda vez que mi intención no era ni es otra que la de exaltar la importancia que tienen para nuestra cultura y la preservación de nuestras tradiciones, lo que finalmente nos da identidad como mexicanos. En virtud de lo anterior, pido públicamente me disculpen a quienes haya ofendido con mis declaraciones”. La diputada añadió que reconoce el derecho de todo mexicano de buscar mejores condiciones de vida, y que tiene el compromiso de trabajar dentro de la Legislatura para armonizar las leyes y garantizar los derechos de los indígenas. De igual manera, manifestó su disposición para dialogar con el Conapred y colaborar con la Procuraduría de los Derechos Humanos del estado, “cuyas recomendaciones, en su caso, me comprometo a acatar”.

Comentarios