Un show de promesas, el segundo debate de candidatos en Oaxaca

sábado, 21 de mayo de 2016
OAXACA, Oax. (proceso.com.mx).- El segundo debate entre los siete candidatos a la guberntaura de Oaxaca terminó por convertirse en un show con promesas mesiánicas pero sin propuestas, acusaciones de corrupción, enriquecimiento ilícito, campañas de lodo y de dividirse las izquierdas para el retorno del PRI. En una transmisión realizada por la Corporación Oaxaqueña de Radio y Televisión y la conducción del periodista Javier Solórzano, los candidatos a la gubernatura Alejandro Ismael Murat Hinojosa, de la coalición PRI-PVEM-Panal; José Antonio Estefan Garfias, de la Alianza PAN-PRD; Salomón Jara Cruz, del Movimiento Regeneración Nacional (Morena); y Benjamín Robles Montoya, del Partido Demócrata, se tacharon de corruptos y cómplices del saqueo del estado. Mientras que los candidatos Joaquín Ruiz Salazar, del Partido Renovación Social(PRS); Manuel Pérez Morales, de Social Demócrata (PSD); y Francisco Javier Jiménez, de Unidad Popular (PUP), fueron ignorados en esta guerra sucia. Por su parte, Robles Montoya dijo que a 15 días de las elecciones el priista Alejandro Murat y el perredista Estefan Garfias “ya tuvieron la oportunidad y nos desgraciaron porque nos han sumido en una pobreza insultante. Llegó el momento de no ser cómplices de esos poderosos. Ni un voto mas al PRI y al PRD que han hundido al estado durante casi un siglo. Y Murat y Garfias son el mismo cáncer que tanto daño nos han hecho, entonces, no tendrían que ser candidatos sino investigados y acusados”. A su vez, Jara Cruz mencionó que “Pepe Toño y Murat están seguros que solo valemos una despensa con frijol con gorgojo y amenazan (a la ciudadanía) que se van a quedar sin trabajo, van a perder Prospera, quitar la poca ayuda a las comunidades, nos quieren comprar y nos humillan para que les tengamos miedo”. Sin embargo, esta elección es nuestra oportunidad para poder derrotar a los que hundieron la entidad, al tiempo que hizo un llamado a simpatizantes del PRI, PRD, PAN y a los indecisos a votar por Morena. Mientras que Murat dijo que Estefan representa la continuidad de Gabino y el gobierno que no cumplió y se auto alabó al afirmar que “aquí esta Alejandro que siempre ha dado resultados con honestidad”, pese a que ha sido cuestionado por sus millonarias propiedades y salarios. Estefan Garfias, como en el primer debate, cerró las participaciones acusando al contrincante del PT al decirle que “sigue teniendo lengua larga y la cara sucia”, al tiempo que le exigió que presente las pruebas del FBI sobre las presuntas cuentas bancarias que tiene en Estados Unidos porque en “mis 30 años no tengo nada de que arrepentirme y nada de que avergonzarme”. El candidato de la coalición Con Rumbo y Estabilidad por Oaxaca pidió a los priistas que no quieren a los Murat que voten por él, al tiempo de acusar a “los Murat de intentar recuperar el poco poder con sobornos, chantajes, guerra sucia y miedo(pero) Oaxaca no se dobla, no tiene miedo, no se compra, no se hereda”. En busca de ganar el voto el próximo cinco de junio, todos los candidatos se desvivieron por mejorar la educación y no atacaron a la sección 22 del Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación porque saben que deciden las elecciones. Mientras que Robles Montoya, examigo y excolaborador de Cué, dijo que “los gobiernos deben entender que con los maestros, las personas mas cercanas no se juega, se dialoga. Y lamentó que el gobierno federal haya despedido a mil 200 maestros. Es un jueves negro para Oaxaca y el país porque el gobierno solo le aplica la ley al pueblo y no a los poderosos como a Murat, al que solo educaron para saber robar. Jara Cruz acusó a Pepe Toño de ser beneficiado en ambos debates porque “esta subido en un banquito para parecer mas alto. Es una metáfora porque no está a la altura para resolver los problemas de Oaxaca. Nos miente. Ya bájese ese banco”. Y Murat se dedicó a batear a sus contrincantes para reiterar lo que manifiesta en sus promocionales, que “yo me ocupo de lo que es realmente importante: Nuestros hijos. Proponemos becas de transporte para que no lleguen cansados. Así propondré becas hasta la universidad y ampliar uniformes y útiles escolares. En cuanto a salud, dijo que “los que están aquí (en el debate) tampoco los cumplieron porque no hay medicinas, médicos en centros de salud, hay mas de 10 hospitales abandonados y va a reactivar las unidades móviles. En respuesta, Robles Montoya le preguntó a Alejandro si “no te reclaman por que se los chingó tu padre (José Nelson Murat Casab), porque robar es un delito, pero robarle la vida a una persona es una maldición”. Finalmente, se refirió a su examigo Cué, Estefan y Murat, al afirmar que Oaxaca vive una emergencia porque “aquí viven mas niños por desnutrición y sus partidos (PRI, PAN, PRD) son los culpables de la emergencia y con la salud no se negocia”. Adelantó que “vamos a desmantelar el negocio del PRI y del PRD para resolver la emergencia sanitaria. Recordó que Oaxaca es segundo lugar en niños desnutridos y el hambre los está matando, por eso dijo que “Gabino y sus secuaces son unos criminales porque 7 mil millones de pesos que ellos se robaron, con ese dinero, comerían 250 mil niños durante 15años y tres veces al día”. Por su parte, Pérez Morales coincidió con Robles Montoya de que el gobierno de Gabino Cué “ha sido el más corrupto de la historia y quiero decirlo con pena y con vergüenza, que yo también voté por Gabino Cué para darnos paz y desarrollo pero no habíamos encontrado en otros sexenios tanta corrupción y tanto despilfarro. Sin embargo, atacó al candidato del PT al manifestar que “tanto peca el que mata la vaca como el que le agarra la pata, porque Robles Montoya era amigo de Estefan Garfias, Cué, Jorge Castillo y hay que recordarle que él puso a más del 50% de los funcionarios de este gobierno. Fue coordinador de módulos de desarrollo y secretario particular de Cué”. Y al candidato del PAN-PRD le pidió dejar en claro la acusación de que cuentan con 7 mil millones de pesos en cuentas de Estados Unidos, porque es la mitad de la deuda que va a dejar Gabino, de casi 14 mil millones. A su vez, Francisco Javier Jiménez denunció la agresión artera y cobarde en la cuenca del Papaloapan, ya que en San Felipe Usila fueron retenidos 14 integrantes del PUP y lamentablemente “es la tónica de este gobierno que ha permitido que el crimen organizado se enseñoree en Oaxaca”. Joaquín Ruiz pidió a los candidatos hacerse la prueba de control de confianza porque “si evaluamos a los policías y pretendemos evaluar a los maestros, entonces, es justo que a los que van a manejar 600 mil millones de pesos pasen la prueba para saber que no hay dinero sucio ni tráfico de influencias”. Finalmente, dijo que en esta campaña de lodo, los candidatos están inhibiendo el voto de la ciudadanía, sin embargo, dijo que eso y la división del los tres candidatos de la izquierda va a permitir que el PRI vuelva a ganar.

Comentarios