Frena UV obras y programas académicos por impagos del gobierno de Javier Duarte

viernes, 6 de mayo de 2016
XALAPA, Ver. (apro).- Por el impago de más de 2 mil 76 millones de pesos de la Secretaría de Finanzas y Planeación (Sefiplan) del gobierno del priista Javier Duarte, la Universidad Veracruzana (UV) ha tenido que suspender obras contratadas, dejar infraestructura presupuestada a medias y admitir que por “asfixia financiera” tiene varios programas académicos en deficiencia por falta de insumos. A través de la solicitud de información 324/2016, obtenida en la plataforma Infomex-Veracruz, la UV entregó un documento de 48 fojas en donde confirma sus carencias por la falta de recursos no transferidos por el gobierno del Duarte de Ochoa. Por ejemplo, en el campus Xalapa hay 32 obras que están suspendidas, o contratadas pero no iniciadas por falta de recursos, así como obras nuevas requeridas que no han podido ser iniciadas por un monto de 10 millones 634 mil 69 pesos, entre ellas, destacan la suspensión de la tercera etapa del edificio de Biotecnología y Ecología Aplicada; la segunda etapa de construcción del laboratorio de Fisiología, y la construcción de laboratorio y aulas en la Facultad de Ingeniería y Ciencias Químicas. Como obras nuevas, que entran en la categoría de “suspendidas”, destaca la construcción del edificio de Matemáticas, Física e Inteligencia Artificial por un monto aprobado desde el ejercicio fiscal 2010-2011 por 35 millones 807 mil 316 pesos; además, la construcción de un edificio de posgrado para el Centro de Estudios e Investigaciones en Conocimiento y Aprendizaje Humano. Las carencias en la UV son tantas, que la institución debió suspender la ampliación y remodelación de la clínica universitaria de la salud y reproducción sexual, por un monto de un millón 800 mil pesos. Por concepto de obras nuevas no iniciadas por la falta de liquidez financiera la Universidad Veracruzana tiene 44 acciones de infraestructura detenidas, con un monto de inversión autorizado, más no depositado, por 133 millones 59 mil 672 pesos con 99 centavos. Un caso más es de la Facultad de Teatro y Danza, que también se ha visto afectada con la “asfixia financiera”, pues se debió cancelar la construcción de aulas para sus actividades culturales y artísticas por un monto de 747 mil pesos. La Facultad de Estadística e Informática también se vio afectada en sus obras, pues tuvo que suspender la construcción de un edificio para aulas de dicho instituto de educación superior. En el campus de Xalapa el resto de las obras pendientes o suspendidas se reflejan en cosas tan simples como construcción de sanitarios, remodelación de laboratorios, mantenimiento, impermeabilización, cancelerías y acondicionamiento de estaciones eléctricas. Apenas ayer, rectores de 46 universidades e instituciones de educación superior en el país, entre los que se encuentran la UNAM, IPN, Flacso, Colegio de la Frontera Sur, UAM, UANL, y las de Guadalajara, Sonora, Baja California, Guanajuato, Oaxaca, Campeche, Hidalgo, Chiapas y Puebla fustigaron al gobierno de Javier Duarte por el adeudo que tiene con la UV. En una misiva, Jaime Vals Esponda, secretario general ejecutivo de la ANUIES, recrimina a la Secretaría de Finanzas y Planeación por los pasivos que enfrenta la UV, con lo que puso en riesgo el incumplimiento de sus programas académicos. “El débito también ha incrementado el riesgo de incumplimiento de sus compromisos académicos, laborales y fiscales en perjuicio de la comunidad estudiantil, de sus trabajadores y del desarrollo social de Veracruz”, acusa. La UV, se advierte en la carta, es la institución de educación superior más grande e importante del estado de Veracruz y se distingue por atender con altos estándares de calidad a un número creciente de jóvenes, realizar investigación científica permanente, extender sus servicios a la sociedad, así como enriquecer sus expresiones artísticas. En la solicitud de información 324/2016, la UV también ahonda sobre las obras suspendidas en los campus de Veracruz-Boca del Río, Poza Rica-Tuxpan, Córdoba-Orizaba y Coatzacoalcos-Minatitlán. Como obras nuevas y sin recursos para llevarlas a cabo están la construcción de aulas para la Facultad de Medicina, construcción de laboratorio y cubículos en la de Ingeniera en Coatzacoalcos; construcción de aulas y sanitarios en la Facultad de Ciencias Químicas en Orizaba-Córdoba, así como la construcción de un plantel completo de la Universidad Veracruzana Intercultural (prioritario para alumnos de zonas indígenas) en la comunidad de El Espinal, por un monto de 113 millones 398 mil pesos. En Poza Rica-Tuxpan hacen falta construcción de cubículos, aulas, áreas administrativas, construcción de laboratorios, módulos de salones, así como planta de tratamiento de aguas, en las facultades de Pedagogía, Ciencias Químicas, Ingeniería, Arquitectura, así como de la Universidad Veracruzana Intercultural por un monto superior a los 12 millones de pesos. En la región Veracruz-Boca del Río se encuentran pendientes 27 obras que van desde construcción de aulas, módulos, así como trabajos de cancelería y pintura, y en el plano deportivo hasta la construcción de una jaula de bateo, por 9 millones 839 mil, 621 pesos. Además, la UV confirma la suspensión definitiva de once obras por un monto de 3 millones 641 mil, 938 pesos. En la región Córdoba-Orizaba hay 38 obras suspendidas, obras con recurso etiquetado no iniciado u obras sin iniciar y con recursos comprometidos por 9.5 millones, acciones de infraestructura que van desde la electrificación, impermeabilización, pintura, cancelería y hasta remozamientos de los inmuebles. En los campus de Poza Rica, Tuxpan y Coatzacoalcos-Minatitlán hay once millones de pesos “atorados” que han impedido diversos remozamientos y adecuaciones para tener instalaciones más decorosas. Aunque hay diversas obras atoradas, a través de la plataforma Infomex-Veracruz la UV dio a conocer en la solicitud de información 00124815 que, aunque estaba consciente de la austeridad, una de las primeras acciones de la rectora Sara Ladrón de Guevara fue autorizar la compra de tres camionetas Toyota de lujo con un precio estimado de un millón 789 mil pesos en precio de mercado. Entre las unidades destaca una Toyota Sequoia color plata para el desplazamiento de la rectora con un valor de 807 mil 800 pesos, sin considerar la versión de lujo de la Platinum o si el vehículo se encuentra blindado. Además, se adquirió una Toyota Highlander gris 2015 con precio de mercado de 535 mil 500 asignada a la secretaria académica Leticia Audirac, y una Toyota RAV 4 color plata para la vicerrectora de Córdoba con un precio de mercado de 446 mil pesos. Detrimento académico La UV también reseña un “Listado de actividades afectadas por la falta de recursos no transferidos ni otorgados por el gobierno del estado de Veracruz”. Entre ellas destacan la limitación para no permitir el crecimiento de la infraestructura y en consecuencia el crecimiento de la matrícula: “Anualmente se reciben alrededor de 30 a 40 solicitudes de apoyo económico por parte de estudiantes y docentes, las cuales no se pueden atender por la falta de recursos. Además las ausencias de cubículos y salas para docentes limitan las actividades para la tutoría e investigación. Las butacas se encuentran en mal estado”, en particular en el caso de la Facultad de Artes. En las facultades de Física y Matemáticas la acreditación de los programas se encuentra en riesgo debido a que una de las principales recomendaciones es contar con cubículos para enseñanza tutorial en el posgrado y centro de cómputo. En Instrumentación Electrónica y Ciencias Atmosféricas hace falta construir laboratorios que permitan mejorar la experimentación en el área de diseño digital de microprocesadores, sistemas de controladores espacial y bioelectrónica. En la Facultad de Arquitectura las carencias son varias, entre otras la falta de mantenimiento del edificio de talleres de diseño, el cual presenta asentamientos y fracturas por deslizamiento, con lo que se pone en riesgo la acreditación del programa académico. En la Facultad de Ingeniería del puerto de Veracruz la zona de posgrados y los espacios de investigación se encuentran casi inservibles por el alto grado de corrosión y el alto grado de deterioro estructural, tanto en muros como en barandales. En las aulas de dicho plantel hay 24 aires acondicionados, que –remarca la UV-- se encuentran obsoletos. En la Facultad de Ciencias Químicas del campus Orizaba-Córdoba los programas académicos quedan incompletos, pues hace falta concluir el corredor industrial que es un espacio para la instalación de equipos con que la facultad cuenta para apoyar la formación en el área de Ingeniería Química. En las áreas de Biológico-Agropecuarias, Facultad de Filosofía, en Sociología, en Letras Españolas y en el área Económico-Administrativa las quejas son las mismas: los programas académicos, las prácticas profesionales, el desarrollo de actividades han sido suspendidos por la falta de espacios adecuados, la corrosión de laboratorios e inmuebles, así como la falta de recursos para llevar a cabo actividades de posgrado, lo que ha puesto en riesgo el cumplimiento de los créditos universitarios.

Comentarios