Diputados afines a Borge aprueban parte del 'paquete de impunidad”

martes, 21 de junio de 2016
CANCÚN, Q. Roo (apro).- En medio de la represión contra manifestantes y la toma de la tribuna por ciudadanos y diputados electos de PAN y PRD, el Congreso local, dominado por “suplentes” del PRI, PVEM y Panal, aprobó la primera parte del llamado “paquete de impunidad transexenal” del gobernador priista Roberto Borge. Tras la toma de la tribuna, los diputados se trasladaron al salón de comisiones, en donde la sesión se desarrolló de manera privada y se desahogaron todos los asuntos de la agenda del día, incluidos tres del “paquete de impunidad”. La seguridad en torno de la sede del Congreso, ubicado en el bulevar Bahía de Chetumal, fue reforzada con 500 policías, no sólo de la capital del estado sino de otros municipios, como Solidaridad, Tulum y Bacalar. También en el interior, en la sesión de plenos, fueron desplegados unos 30 elementos de la Policía Judicial, luego que unas 70 personas, incluidos diputados electos de PRD y PAN, permanecieron en el lugar desde la tarde de ayer, en espera de que se lleve a cabo la sesión, la cual empezó poco después del mediodía y que incluía seis iniciativas, tres de las cuales forman parte del llamado “paquete de impunidad transexenal”. Al iniciar la sesión un grupo de manifestantes trató de ingresar al recinto legislativo, pero granaderos los repelieron a punta de macanazos y gases lacrimógenos. Mientras tanto, el grupo de ciudadanos que permanecía desde la tarde de ayer, lanzó gritos y consignas contra los diputados durante el inicio de la sesión. Los dos primeras iniciativas se debatieron en el salón de plenos. La primera en ser aprobada incluye reformas a la Constitución para crear la Fiscalía General del Estado (FGE), que sustituye a la Procuraduría. Este punto fue rechazado por diputados de la oposición, pues consideran que se trata de una artimaña para que el gobernador Roberto Borge nombre a un fiscal transexenal “a modo”, que lo proteja en la siguiente administración estatal. Sin embargo, las protestas se intensificaron cuando fue sometida a consideración de los diputados la iniciativa para reestructurar y contratar nuevos créditos por mil 30 millones de millones de pesos del municipio de Solidaridad (Playa del Carmen), que hasta hace tres meses era presidido por el priista Mauricio Góngora, candidato perdedor de la elección del gobernador, celebrada el pasado 5 de junio. De acuerdo con dirigentes opositores, la deuda de Solidaridad se debe a que este municipio ha sido usado como “caja chica” por parte del gobernador Roberto Borge y el propio exalcalde Mauricio Góngora. Los ciudadanos, incluidos diputados electos de PAN y PRD, tomaron la tribuna legislativa cuando se procedía a la votación de esta reestructuración de pasivos, promovida por el alcalde priista Rafael Castro y que en días pasados fue aprobada en la absoluta opacidad por el cabildo playense. Los diputados en funciones se trasladaron a la sala de comisiones “Constituyentes del 74” para continuar con la orden del día, en donde finalmente fue aprobada la reestructuración de la deuda del municipio de Solidaridad. También en privado fueron aprobadas reformas a la Ley Orgánica del Poder Legislativo y al Reglamento para el Gobierno Interior, mediante las cuales se crea la Dirección de Concertación Legislativa. Esta iniciativa es rechazada por PAN y PRD, pues se trata de un organismo de control legislativo y que estaría presidido por un incondicional de Borge Angulo. La mesa directiva del periodo extraordinario determinó un receso a efecto de reiniciar la sesión el próximo viernes 24. No obstante, la reforma constitucional para la creación de la Fiscalía deberá ser aprobada por la mayoría de los 11 ayuntamientos de estado. En la próxima sesión se prevé la elección del titular y suplente de la Auditoría Superior del Estado (Aseqroo), así como de dos magistrados numerarios y uno supernumerario del Tribunal Superior de Justicia (TSJ) del estado, además del fiscal general del estado. Fustiga Borge protestas En un comunicado, el gobernador Roberto Borge “condenó los hechos violentos perpetrados contra uno de los poderes de nuestro estado, en el que recae la honrosa responsabilidad de legislar y hacer las leyes y reglamentos que nos rigen y garantizan el desarrollo armónico de la sociedad”. El mandatario estatal, que prácticamente no aparece en actos públicos tras la derrota del PRI el pasado 5 de junio, afirmó que las protestas ciudadanas frente al recinto legislativo “representa un ataque a Quintana Roo”. Borge calificó las protestas de “actos vandálicos” y a los manifestantes los consideró “delincuentes comunes”. “Repruebo la manifestación de odio y violencia de estos grupos minoritarios radicales, que actúan guiados por el odio y la venganza desbordada de quienes, sólo en el discurso, dicen amar a Quintana Roo”, sentenció en obvia referencia al gobernador electo, Carlos Joaquín González.

Comentarios