Exigen al gobierno federal pague adeudo a constructores de Guerrero

lunes, 6 de junio de 2016
CHILPANCINGO, Gro. (apro).- Integrantes de la Cámara Mexicana de la Industria de la Construcción (CMIC) denunciaron que el gobierno federal, estatal y el ayuntamiento de Acapulco adeudan 727 millones 975 mil 658 pesos a más de 200 constructoras de la entidad por obras ejecutadas del programa denominado Plan Nuevo Guerrero, implementado tras el paso del huracán Ingrid y Manuel en septiembre de 2013. Los constructores locales afirmaron que el programa para la reconstrucción de Guerrero fue utilizado por el gobierno federal para beneficiar a empresas foráneas, así como amigos y familiares de políticos, en lugar de detonar el desarrollo regional a través de la inversión local. Por ello, el presidente de la CMIC en la entidad, Sergio Reyes Carbajal, exigió al presidente Enrique Peña Nieto el pago inmediato del millonario adeudo a las microempresas guerrerenses; de lo contrario, advirtió que en los próximos días habrán de realizar protestas. En conferencia realizada esta mañana en la sede de la CMIC, al sur de esta capital, Reyes Carbajal argumentó que en este periodo han sido tolerantes pero desconocen si los funcionarios federales desviaron los recursos del Plan Nuevo Guerrero, ya que a la fecha no se concreta como se planteó oficialmente hace casi tres años. Al respecto, el presidente de la Asociación de Empresas Constructoras de Guerrero (AECG), José Luis Cuevas Pano, arremetió contra las autoridades de los tres niveles: “Ya no aguantamos más, no hay trabajo en Guerrero y el gobierno no nos quiere pagar”, fustigó el líder empresarial. Cuevas Pano afirmó que las obras que ejecutaron las constructoras locales, que en su mayoría son micro empresas, “fueron las sobras”. También dijo que los grandes proyectos venían etiquetados directamente de las oficinas centrales de la Secretaría de Comunicaciones y Transportes (SCT), Comisión Nacional del Agua (Conagua) e Instituto Nacional de Infraestructura Física Educativa (Inifed) para beneficiar directamente a consorcios foráneos y empresas de amigos y familiares de funcionarios federales. Los empresarios inconformes expusieron los datos de las licitaciones federales del Plan Nuevo Guerrero en 2015 y hasta mayo de este año, los que demuestran el favoritismo hacia empresas foráneas y no afiliadas a la CMIC. La inversión en dos años El año pasado, el gobierno federal destinó mil 710 millones 565 mil 999 pesos, de los cuales las empresas foráneas recibieron 913 millones 883 mil 383 pesos, es decir 54% de los recursos otorgados bajo procedimientos que destacan por la opacidad y discrecionalidad, pues se desconocen los nombres de los beneficiados. A las empresas locales no afiliadas a la CMIC se destinaron 433 millones 562 mil 104 pesos, cifra que representa 25% de los recursos. Mientras que las empresas afiliadas a la CMIC, es decir, que se encuentran legalmente constituidas y pagan impuestos, recibieron contratos por 363 millones 120 mil 512 pesos, o sea, 21% del total de los recursos que beneficiaron a foráneos y no organizados. La misma tendencia se mantiene en este año, ya que de los mil 152 millones 811 mil 792 pesos ejercidos hasta el 31 de mayo, el 33%, es decir, más de 375 millones, se destinaron a empresas foráneas. El 41% benefició a empresas no organizadas, con más de 478 millones, y las constructoras afiliadas a la CMIC recibieron contratos por 299 millones 175 mil 640 pesos, o sea 26%. Los adeudos No obstante, el gobierno federal a través del Inifed, Sedatu, Sedesol, SCT y Conagua todavía adeuda 629 millones 515 mil pesos a 132 empresas afiliadas a la CMIC. Mientras que la Secretaría de Salud estatal mantiene un adeudo desde la administración pasada de 42 millones 342 mil 952 pesos con 48 constructoras. En tanto que el ayuntamiento de Acapulco debe desde el trienio pasado 56 millones 117 mil 701 pesos a 60 empresas. Al respecto, los empresarios denunciaron que los funcionarios federales han obstruido el pago de los adeudos sin ninguna justificación legal, ya que los recursos fueron etiquetados y las obras ya están ejecutadas. Como ejemplo del presunto desvío de recursos señalaron el caso del delegado del Inifed en Guerrero, Juan José Limón, quien ha extraviado estimaciones y documentación oficial para retrasar los pagos a las empresas locales. Tan sólo el Inifed adeuda 100 millones 436 mil pesos a un centenar de micro empresas locales que recibieron contratos por un millón de pesos del programa Plan Nuevo Guerrero desde hace tres años y, a pesar de que las escuelas ya fueron construidas, simplemente el funcionario federal no libera los recursos, indicaron. Los empresarios demandaron la intervención del gobernador priista Héctor Astudillo Flores para que el gobierno federal pague el millonario adeudo. "Hemos sido institucionales pero ya no podemos ser tan pasivos ante esta situación que está quebrando a la industria de la construcción en Guerrero", advirtió el presidente de la CMIC en la entidad.

Comentarios