Rubén Moreira 'no tiene llenadera” para saquear presupuesto, acusa el PAN

lunes, 26 de septiembre de 2016
SALTILLO, Coah. (apro).- La fracción legislativa del PAN presentará ante el pleno del Congreso local dos puntos de acuerdo para que la PGR y el Sistema de Administración Tributaria (SAT) investiguen el presunto desvío de recursos del gobierno de Rubén Moreira a empresas “fantasma”. Ahora queda claro que “el gobierno de Rubén Moreira no tiene llenadera. No solamente no han podido explicar el destino de los 35 mil millones de pesos, sino que hoy nos damos cuenta que siguen saqueando el presupuesto del estado a través de empresas fantasma”, dijo este lunes Jesús de León Tello, coordinador de los diputados del PAN. “Están saqueando los recursos públicos para campañas políticas y para sus propios bolsillos”, acusó León Tello. También mencionó que ante esa evidente corrupción, la bancada del PAN presentará este martes 27 en el Congreso tres puntos de acuerdo para que se investiguen las empresas “fantasma” que se dieron a conocer por los medios de comunicación. Primero se exigirá al auditor de las cuentas públicas del estado que de forma inmediata inicie una auditoría sobre todas las facturas pagadas a las empresas que se han dado a conocer, con el fin de que se presente un estudio de todas las facturas pagadas. El segundo punto será que la PGR y la Procuraduría de Justicia estatal investiguen el uso y el destino de los recursos públicos canalizados a las empresas que están simulando la prestación de un servicio. El tercer punto que presentarán los legisladores del PAN será que el SAT inicie auditorías a las supuestas empresas que están desviando los recursos de Coahuila. El diputado León Tello aseguró que el sistema de utilizar empresas “fantasma” para otorgar supuestos contratos millonarios es similar al que utilizó el gobernador de Veracruz, el priista Javier Duarte, quien ya es investigado por las autoridades federales. De acuerdo con información difundida este lunes por Reforma, el gobierno de Coahuila, que encabeza Rubén Moreira, paga millones de pesos del erario a empresas “fantasma” por supuestas “asesorías” o productos consumibles que son difíciles de auditar. Según el diario, se trata de presuntas compañías que tienen sus domicilios lo mismo en bodegas, casas inhabitadas y vecindades, que en viviendas de fraccionamientos populares y edificios de oficinas, donde nadie las conoce en Monterrey y San Nicolás de los Garza, Nuevo León, así como en la capital mexicana y en Saltillo. Las empresas tienen características en común: no tienen portales en Internet, tampoco teléfonos y mucho menos correos electrónicos, facturan “asesorías” o productos consumibles y sus sedes fiscales están en domicilios falsos. El gobierno de Rubén Moreira también enfrenta denuncias por recibir dinero de grupos del narcotráfico. En un juicio celebrado en la ciudad texana de San Antonio, Texas, un testigo de los fiscales aseguró que narcos de Piedras Negras le entregaron una camioneta Suburban atestada con maletas de dólares. Además, en grabaciones telefónicas en poder de autoridades de España, el narcotraficante Manuel Muñoz Luévano, El Mono, menciona que Rubén Moreira se comunicó con él para exigirle dinero.

Comentarios