Exigen investigar intoxicación de estudiantes tras consumir leche repartida por DIF Guerrero

viernes, 27 de enero de 2017
CHILPANCINGO. Gro. (apro).- Padres de familia exigieron una investigación independiente para determinar la causa de la intoxicación masiva de estudiantes que ayer consumieron desayunos escolares repartidos por el gobierno de Héctor Astudillo Flores en una escuela secundaria de esta capital. A través de redes sociales, familiares de las afectados exigieron que sancionen a los funcionarios del DIF estatal que encabeza Mercedes Calvo Elizundia, esposa del mandatario estatal, porque pusieron en riesgo la salud de los adolescentes al entregar “productos lácteos descompuestos” y demandaron la reparación del daño físico, moral y gastos médicos. También criticaron la postura del gobierno de Astudillo, que rechazó que la ingesta de leche de la marca Alpura, haya provocado los cuadros de "cefalea, dolor abdominal y vómito" que presentaron 62 estudiantes de la escuela secundaria Galo Soberón y Parra, argumentando que el producto caduca en marzo próximo. Además, en un comunicado difundido en la página oficial de Comunicación Social del gobierno de Astudillo en Facebook, calificaron el hecho como “presunta intoxicación” y responsabilizaron a los mismos adolescentes afectados al afirmar que tomaron la leche a pesar de que sabían que “son intolerantes a la lactosa” y que la ingesta fue excesiva en otros jóvenes que estaban en clases sin desayunar. En respuesta, padres y familiares de los estudiantes intoxicados expresaron su indignación y molestia en la misma red social ante la indiferencia del gobierno de Astudillo. “¿Presunta intoxicación? ¿Osea que están fingiendo? Que buenos actores son. Hay jóvenes que se pusieron muy mal, otros con intoxicación digamos más ligera pero sigue siendo intoxicación. Mi hija ya amaneció mejor, gracias a dios”, expresó Yanet Torre Blanca. Otro usuario identificado como Bruno García dijo: “Estaba descompuesta. Quizás fue un mal manejo pero estaba mal. Un familiar llegó enfermo y tuvo que ir al doctor. No traten de justificar lo indefendible. Deberían tener más cuidado”. Blanca Ramos expresó: “Mi hijo no es intolerante a la lactosa, desayunó en casa, se tomó únicamente una cajita de esa leche y aún así salió intoxicado. “Sería muy necesario que se realizara de inmediato un inventario de todos los alimentos que guarda en sus bodegas el DIF Guerrero para checar caducidades y que esto lo realice la ciudadanía. No gente del gobierno”, propuso Germán Téllez Santos. “Ese comunicado dice puras mentiras. Yo como médico no me puedo quedar callada ante la sarta de barbaridades. La intolerancia a la lactosa es muy raro que un niño que se sabe intolerante acepte la leche. El aumento de la glucosa en ningún momento causa esa sintomatología ni los niños pueden caer en eso. No nos traten como estúpidos, mejor digan que hubo algún problema con el lote que se distribuyó en esta escuela. Resuelvan el problema que ustedes con sus mentiras están haciendo más grande, y todos los padres que son médicos y la ciudadanía no se puede tragar esa mentira”, expresó América Beltrán. Silvia Isabel dijo que “por supuesto que no es justo que justifiquen a gente irresponsable. A quién se le ocurre dar productos lácteos que se tienen que mantener en refrigeración”. Otra madre identificada como Guadalupe Benítez, señaló: “Lamento que autoridades utilicen lo que se debe hacer por la seguridad de nuestros hijos como bandera política. Desafortunadamente mi hija se tomó esa lechita y posteriormente se dio cuenta que ya estaba caduco el producto. Ahorita la tengo con malestar estomacal. Ojalá que esto no le esté sucediendo a más chicos. A pero eso si no va a venir en la nota que publicarán los periódicos. No le echo la culpa a los maestros por que ellos no llevaban las lechitas, al inepto que es el responsable del almacenamiento de productos en el DIF a él como quisiera tenerlo enfrente y hacerlo que consumiera ese producto para que estuviera soportando el dolor de estomago que tiene mi nena”.

Comentarios