Catean oficinas del auditor superior en Chihuahua

lunes, 30 de enero de 2017
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- El gobernador Javier Corral Jurado dio a conocer que su gobierno obtuvo una orden de un juez de Control para catear las instalaciones de la Auditoría Superior del Estado (ASE), luego de conocerse que desaparecerían bases de datos y borrarían información del sistema de cómputo. El sábado 28, Jorge Soto Prieto, presidente de la Comisión de Fiscalización en el Congreso local, demandó penalmente al titular de la ASE, Jesús Manuel Esparza Flores, por presunto encubrimiento de exfuncionarios del gobierno de César Duarte Jáquez, debido a que supuestamente modificó o alteró por lo menos 12 cuentas públicas de diversos organismos. Antes de que se realizara el cateo, Esparza presentó su renuncia al frente de la ASE para defenderse en las instancias correspondientes, y acusó a Soto de emprender un pleito personal a niveles “peligrosos”, y de haber aprobado varias cuentas públicas del ejercicio fiscal 2015, pese a las graves observaciones que esa instancia le hizo. “Voy a defenderme por todos los conductos legales de las denuncias en mi contra. Jamás he estado aferrado al puesto, pero tampoco voy a permitir que me difamen a mí y a mi familia. Reconozco que el Congreso y el Ejecutivo siempre se manejaron de forma institucional conmigo (...) Él (Soto) aprobó informes de resultados de cuentas públicas 2015 estatales y municipales sin responsabilidades, a pesar de contener graves observaciones por cientos de millones de pesos que pudieron derivar en responsabilidad administrativa y penal. Mi salida no aclara la omisión del presidente de la Comisión de Fiscalización”, advirtió Jesús Manuel Esparza. La solicitud de licencia del titular de la ASE se formalizará este martes en la sesión de la Diputación Permanente del Congreso local. De acuerdo con el fiscal general César Augusto Peniche Espejel, la orden de cateo les permitió resguardar información para evitar que se oculte o destruya en perjuicio de la investigación que se sigue. La intención de la diligencia es evitar que se interrumpa o evite la investigación, y fue por eso que –dijo– anoche se aseguraron servidores para obtener información que se procesará en los siguientes días y tener evidencias para la carpeta penal. “Hoy esa información está resguardada por agentes judiciales del estado”, aseguró Corral.