Desalojo de colonos en Puebla deja 12 lesionados, dos desaparecidos y dos detenidos

lunes, 27 de noviembre de 2017
PUEBLA, Pue. (apro).- Más de 12 personas heridas, dos desaparecidos y dos detenidos fue el saldo de un violento desalojo ordenado ayer domingo por el alcalde de Chietla, Edgardo Ponce Cortés, en la comunidad de Atencingo, localizada en la mixteca poblana. En rueda de prensa, las familias afectadas acusaron al edil de haber usado maquinaria y de haber llevado a gente armada, así como vecinos de la localidad, para amedrentarlos y poder derribar 11 casas, pese a que en el interior se encontraban niños, mujeres y ancianos. Además, señalaron que el operativo de desalojo, en el que participaron policías municipales y guardias blancas, se contrapone a la suspensión provisional que habían decretado los juzgados Primero y Quinto de Distrito de Puebla dentro de tres juicios de amparo que iniciaron los posesionarios y que tienen asignados los números 1725, 1730 y 1731/2017. “Llegaron con máquinas, no les interesó que había niños adentro, estaban tumbando nuestras casas, nos lanzaron gas, nos golpearon a todos, nos tuvimos que defender, pero eran muchos y acabaron por demoler todo”, acusó María Luisa Ayala González, habitante de una de las viviendas. “Nos dejaron en la calle”, recalcó, Los pobladores narraron que el edil de Chietla incluso engañó a cientos de pobladores del municipio, pues los citó para entregarles una despensa y luego se los llevó al lugar donde sería el desalojo para ponerlos en contra de los posesionarios de las viviendas, pues les aseguró que eran un obstáculo para el progreso de la localidad al impedir que se llevara a cabo una obra. Además de esto, otro de los vecinos dijo que al lugar llegaron personas armadas, pandilleros y guardias blancas que los golpearon y sometieron para evitar que defendieran su patrimonio y pertenencias. Incluso, señalaron que varias personas se encuentran hospitalizadas por los golpes que recibieron. Un anciano de nombre Fernando Rafael Rodríguez, quien tenía 38 años de vivir en ese lugar, manifestó que desde ese domingo perdió todo lo que poseía y que ahora no tenía ni dónde pasar la noche. Otro de los lugareños narró que hasta ahora desconocen la ubicación de dos jóvenes que se encontraban en el lugar al momento del desalojo. De acuerdo a los vecinos, pese a que el sismo del 19 de septiembre afectó a cientos de viviendas en esa región, las casas que hasta ayer ellos habitaban no resultaron dañadas, sin embargo, Ponce Cortés insistía en demolerlas para ejecutar una obra con recursos federales por 17 millones de pesos, la cual fue gestionada por el diputado federal priista Jorge Estefan Chidiac. El abogado de los afectados, Israel Chávez, explicó que el interés del edil es usar los terrenos donde se encontraban esas viviendas para construir un edificio municipal, pese a que ya existe una sede en la plaza principal de Atencingo, localidad que es Junta Auxiliar de Chietla. “El edificio que se pretende construir es totalmente innecesario, debido a que ya existe uno, y dos porque desde que se modificó el Código Municipal por parte del gobierno de Rafael Moreno Valle, las juntas auxiliares ya no tienen funciones y las oficinas no se ocupan para nada”, detalló. Los pobladores aseguraron que el interés en los terrenos tiene un fondo económico, pues tanto el edil como el diputado Estefan Chidiac pretenden impulsar un corredor comercial y turístico en esa zona ubicada por la carretera federal que conduce a Atlixco. También señalaron que, si bien los vecinos no cuentan con escrituras, tienen entre 20 y 40 años de ser posesionarios de esas áreas que pertenecían a Ferrocarriles Nacionales y de las cuales hasta ahora el municipio no ha presentado documento alguno que le acredite la propiedad. El abogado mencionó que desde que se enteraron que pretendían construir el edificio municipal en sus terrenos, los posesionarios interpusieron tres juicios de amparo que actualmente están en proceso y dentro de los cuales el juez federal había decretado la suspensión provisional que obligaba al alcalde a dejar las cosas como estaban. “Ellos fueron notificados de la suspensión provisional desde septiembre, por lo que saben que la destrucción de las viviendas con maquinaria representa un desacato a un ordenamiento judicial”, expresó Chávez. Luego indicó que, incluso dentro de los juicios, el edil mintió a la autoridad judicial, pues al comparecer en la audiencia incidental declaró que no tenía intención alguna de derribar las casas. Los afectados anunciaron que además de demandar al edil por esta violación al amparo y por los daños que sufrieron, realizarán una marcha hasta la Ciudad de México para defender su derecho sobre esos terrenos. Aparte, los vecinos recalcaron que es absurdo que las autoridades insistan en invertir 17 millones de pesos en una obra que consideran innecesaria, cuando la región de Chietla resultó gravemente afectada por el sismo y esos recursos podrían ayudar a la reconstrucción de viviendas o para apoyar a los damnificados.

Comentarios