Regalan mochilas transparentes en NL para inhibir que estudiantes lleven armas   

miércoles, 3 de mayo de 2017
MONTERREY, NL (apro).- Padres de familia de Nuevo León entregaron hoy 892 mochilas transparentes entre alumnos de la Secundaria Técnica 84, de esta capital, como una medida de inhibir a los estudiantes que pretendan llevar al aula armas o materiales prohibidos. A nombre de la Unión Neoleonesa de Padres de familia, su presidenta Luz María Ortiz Quintos hizo entrega de las bolsas tipo back pack, que se llevan en la espalda, elaboradas con plástico por un proveedor local que cobró 100 por cada una. Parte de las mochilas fue aportada por un donativo del diputado federal perredista Waldo Fernández. Esta mañana fue entregado un primer lote en presencia del secretario de Educación de Nuevo León, Arturo Estrada, así como de directivos del plantel ubicado en la colonia Mirasol y padres de familia que se mostraron complacidos con esta nueva medida que contribuirá a proporcionar seguridad en las escuelas. Con esta aportación, primera de su tipo en México, todo el turno matutino de la secundaria llevará sus nuevos implementos para el transporte de libros y utensilios, precisó Ortiz. En una primera etapa, serán entregadas en el estado dos mil 500 unidades a nivel secundaria, mientras la Unión de padres hace acopio de más recursos que diputados y federales se comprometieron a aportar, para que un mayor número de alumnos en la entidad accedan a estas bolsas para libros. “Queremos que este programa se haga de manera permanente para que se sumen a él más comunidades educativas, en escuelas públicas y particulares, considerando que su costo es muy accesible. Estamos esperando la confirmación de más diputados que se sumen a este programa”, dijo la representante de la asociación civil. Explicó que  este año el gobierno del estado no contempla en su presupuesto una partida para las mochilas transparentes, aunque la Unión ya dialoga con los alcaldes para que los ayuntamientos de la zona metropolitana aporten su ración. Ortiz recordó los episodios de violencia que han ocurrido este año en el interior de planteles de Nuevo León, por lo que esta medida ayudará a que los estudiantes acudan a las escuelas con una mayor protección, en un ambiente menos riesgoso. “Esto contribuirá a proteger a nuestros hijos y a los maestros, pues también ellos están expuestos a la violencia. Esta primera entrega nos hace sentir contentos por la aceptación que tuvo la medida, de parte de los maestros y los papás. Y los muchachos nos aseguraron que las van a usar”, afirmó.