Comuneros zoques de Oaxaca denuncian a exalcalde por fraude con constructora 'fantasma”

viernes, 23 de junio de 2017
OAXACA, Oax. (apro).- Con una “empresa constructora fantasma”, el entonces presidente municipal de Santa María Chimalapa, Silaín Hernández González, defraudó a tres comunidades zoques con cinco millones de pesos para la construcción de tres obras de infraestructura básica que nunca realizó. Así lo denunció la Unión de Comuneros de la Zona Oriente en Defensa de los Derechos y de los Recursos Naturales de Santa María Chimalapa, la cual agregó que las obras consistían en un camino de acceso de 14 kilómetros a la congregación comunal La Libertad, así como dos sistemas de agua, una para Río Frío y otra para Nuevo San Juan. Los integrantes de la agrupación agregaron que “lamentablemente los cinco millones de pesos le fueron entregados por el gobierno del estado a la presidencia municipal, encabezada entonces por el Silaín Hernández González, quien de manera absolutamente opaca -sin consultarnos ni notificarnos- contrató para realizar las tres obras, a la empresa denominada, “Vías Terrestres y Proyectos de Ingeniería Canaan, S.A.”. Según el padrón de proveedores del gobierno del estado, “Vías Terrestres y Proyectos de Ingeniería Canaan, S.A. tiene registrado como gerente general al arquitecto Moisés Alvarado y domicilio de la empresa en la calle de Riberas del Rio Atoyac No. 318, Colonia Educación, de esta Ciudad de Oaxaca de Juárez, la cual no existe ni ha existido nunca ninguna oficina en ese lugar”. Los denunciantes explicaron que las tres obras iniciaron su construcción hasta mediados del 2016, pero éstas quedaron abandonadas por la citada constructora. En el caso del camino apenas dejaron un avance de 40%, pero porque la propia congregación de la Libertad ejerció presión directa. Incluso, el 6 de octubre de ese año retuvo tres máquinas de la empresa, cuando ésta pretendió retirarse. Respecto a los dos sistemas de agua potable, tanto de Río Frío como de Nuevo San Juan, apenas tienen un avance de 5%, dijeron. Y a pesar de no haber sido concluidas las tres obras, los inconformes afirmaron que los fondos asignados por el gobierno del estado, a través del COPLADE, sí le fueron liberados a Silaín Hernández, entonces presidente municipal de Santa María Chimalapa. También fueron cobrados por la empresa Canaan. Ante el presunto fraude, las congregaciones afectadas exigieron al gobierno estatal, en particular a la Secretaría de la Contraloría, al COPLADE, la Secretaría de Finanzas y de CAO y de SAPAO, que otorguen copia de todo el expediente técnico y financiero de las tres obras, incluyendo copia de los contratos firmados entre Hernández González y la empresa “Vías Terrestres y Proyectos de Ingeniería Canaan, S.A.”. De igual forma, exigieron que la Secretaría de la Contraloría del Estado investigue el destino de los fondos aprobados y liberados para dichas obras, castigue a los responsables y se concluyan las tres obras pendientes.