Vencen el miedo y salen a las calles para exigir paz en Baborigame

jueves, 8 de junio de 2017
CHIHUAHUA, Chih. (apro).- El pueblo de Baborigame, perteneciente al municipio de Guadalupe y Calvo, venció el miedo y salió a las calles para exigir paz, no sólo en su territorio, sino en todo el país. Alrededor de 500 personas --incluidos niños, niñas y adultos mayores-- recorrieron ayer el poblado en una muestra de civilidad y hartazgo por la violencia que se ha enquistado en esa y otras comunidades de la Sierra Tarahumara. En ese pueblo del Triángulo Dorado –con más de 3 mil habitantes, según el último censo, aunque muchos ya han huido por la violencia--, los participantes en la marcha se vistieron de blanco, llevaron banderas del mismo color, globos y mantas con mensajes alusivos a la paz, y todos juntos caminaron por varias calles. Mientras avanzaban, acompañados de habitantes de otras comunidades del municipio y de esta ciudad, eran vigilados por agentes policiacos y militares, quienes grabaron el recorrido con cámaras fotográficas y de video. La marcha fue organizada por las seis iglesias católicas --a través de la Diócesis de la Tarahumara-- y cinco cristianas, y sumaron a quienes conforman el Consejo Ciudadano. El llamado fue exitoso. Llegaron alumnos de educación preescolar, primaria, secundaria y jóvenes de bachillerato, además de empresarios y amas de casa. En su mayoría, el contingente estuvo conformado por mujeres. También llegaron integrantes de los pueblos indígenas ódame o tepehuán y rarámuri. Todos juntos arribaron a la plaza principal, donde dieron una demostración de dignidad y valor civil. Los integrantes del recién creado Consejo Ciudadano hicieron reflexiones y llamados a la paz en diferentes escalas de la marcha. Se vistieron de esperanza para llamar a las autoridades y a los ciudadanos de su municipio, del estado y del país, a generar espacios de convivencia pacífica, y demandaron a los gobernantes hacer un buen gobierno. Convencidos de que es posible vencer el clima de temor si prevalece la convivencia respetuosa y pacífica, concluyeron con un evento cultural en la plaza principal del pueblo.

Comentarios