Juzgado de Chiconautla aplaza audiencia a pareja de feminicidas de Ecatepec

lunes, 15 de octubre de 2018
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- La audiencia en la que se trataría el asesinato de Nancy Noemí, una mujer de 28 años, por parte de los feminicidas de Ecatepec, se pospuso para mañana a medio día. El juzgado en el penal de Chiconautla tomó esta decisión ya que el C5 del Estado de México no entregó material de videovigilancia que fue requerido por la defensa. La dependencia contestó por escrito que al no laborar durante el fin de semana no les podían proporcionar las imágenes. La Fiscalía del Estado de México dijo que, si los acusados son vinculados a proceso, las órdenes de aprehensión tendrían que cumplimentarse en la cárcel, en lo que se desahogan las investigaciones. Antes de la audiencia, un grupo de madres de personas desaparecidas y otras de presuntas víctimas del feminicida se manifestaron y exigieron la pena de muerte para el sujeto. “Ni yo misma puedo entender la capacidad de esta persona. Yo tenía la esperanza de que mi hija estuviera con vida y que estuviera tal vez en alguna otra parte, pero con lo que acabo de escuchar, es muy doloroso saber esto, que no se conformó con haberla matado”, señaló Lilia Matus Cruz, madre de Evelyn Rojas. “Son únicos cínicos, no hay palabras, un nombre algo que se les pueda, cómo se les fuera definir a estas personas. Yo tenía la esperanza de que mi hija regresara de verdad, tenía la esperanza de que mi hija estuviera con vida. “Dice que quemó a mi hija en un tambo de la azotea, eso es lo que él dice. Que le den la pena máxima. Queremos justicia. Cómo planearon todo, cómo lo van maquinando todo paso por paso, ya tenían 7 años de conocer a mi hija”, apuntó María Eugenia Solorio Flores, madres de Nancy. De acuerdo con la confesión a la que tuvo acceso el equipo de Ciro Gómez Leyva para Imagen Televisión, la mujer relató cómo fueron ocurriendo los crímenes que cometían en su domicilio y da detalle de qué hacían con los cuerpos de las mujeres que iban asesinando. "Mi esposo puso un letrero para conseguir muchachas para trabajar en nuestra casa y las que le gustaban las contrataba, pero las jalaba para violarlas, a pesar de tenerme ahí, él quería tener sexo con más mujeres de fuera. De acuerdo con el testimonio, en al menos dos ocasiones, con base en mentiras, Juan Carlos engañó a mujeres para que entraran en su domicilio para después matarlas y comerlas. "Fabiola se percató de que la casa no tenía muebles, pero como me vio que estaba embarazada aceptó, así que se quedó y mi esposo Juan Carlos le dijo que la ropa sucia estaba en el baño y cuando Fabiola entró al baño y se dio la vuelta dándole la espalda a Juan Carlos, este la tomó por la espalda y le dijo que era un robo y que no hiciera nada, que nada más hiciera lo que le dijera y que se iba a ir y me dijo que me saliera de la casa con mi hijo menor. "Me quedé esperando afuera, pasado como media hora Juan Carlos abrió la puerta de la casa para asomarse y me dijo que ya podíamos pasar y al entrar vi que en el baño estaba la muchacha Fabiola tirada en el piso llena de sangre viendo que tenía una herida muy grande en el cuello y me espanté y le dije que lo iba a denunciar, pero me dijo que no fuera pendeja que nos iban a encerrar a los dos, y yo le creí” detalló. "Y como Juan Carlos le cortó un cacho de carne de la pierna derecha fileteándola sacando cuatro bisteces y yo hice carne asada y comimos de ahí mi esposo Juan Carlos y yo, metiendo el resto del cuerpo de Fabiola en un bote de cartón y en la noche la fuimos a tirar a un terreno baldío, en la calle Lázaro Cárdenas sobre las vías, en la colonia Jardines de Morelos en un diablo". Juan Carlos ‘N’ y su pareja pudieron haber asesinado a 20 mujeres de la colonia Jardines de Morelos, en Ecatepec. Los feminicidas de Ecatepec acudirán mañana a dos audiencias: una por el delito de trata, y la segunda por presunto feminicidio.

Comentarios