Hermana de maestra asesinada en Puebla acusa a juez por dilación del caso

jueves, 17 de mayo de 2018
PUEBLA, Pue. (apro).- Familiares de Patricia Mora, maestra rural que fue víctima de feminicidio el 10 de noviembre pasado, denunciaron que el juez de control en la zona de Teziutlán, Alberto Bagatella, obstaculiza el proceso que se sigue contra los presuntos responsables del crimen. Gabriela, hermana de la víctima, manifestó que su familia ha pedido la intervención del presidente del Tribunal Superior de Justicia, Héctor Sánchez, con el objetivo de que Bagatella deje de obstaculizar las diligencias sobre el caso, el cual a la fecha se encuentra en pausa. Patricia Mora fue asesinada la noche del 10 de noviembre de 2017 por sujetos que la interceptaron cuando se dirigía a su casa tras haber asistido a un curso de capacitación magisterial que se impartió ese día en Teziutlán. El cuerpo de la educadora fue localizado con huellas de |a y de intento de agresión sexual. Entre noviembre y enero anterior, la Fiscalía detuvo a dos sujetos identificados como Fernando “N” y Federico Baldomero “N”, así como un menor de edad, señalados como presuntos responsables de este feminicidio. Sin embargo, Gabriela indicó que a la fecha el proceso se encuentra estancado, debido a que el juez de control no aprueba diligencias que se requieren para fundamentar la responsabilidad de los presuntos responsables. Explicó que, desde enero, el MP ha solicitado al juez la ejecución de esas diligencias, sin embargo, en dos ocasiones Bagatella ha negado autorizarlas. En una audiencia llevada a cabo el miércoles 16 se volvió a solicitar la realización de las pruebas en espera que esta vez sean autorizadas por el juez. “Solicitamos al presidente del Poder Judicial de Puebla, Héctor Sánchez Sánchez, su intervención, para que el juez de control de la zona Oriente de Teziutlán, Alberto Bagatella, deje de obstaculizar el proceso de investigación del caso de mi hermana y dé salida a las diligencias correspondientes al caso”, reclamó Gabriela. La también maestra dijo que su familia está preocupada porque existe el riesgo de que, ante la negligencia del juez, los presuntos responsables del feminicidio puedan obtener su libertad sin cargos. “El caso de mi hermana está detenido. Ignoramos las razones de por qué no ha resuelto positivamente las solicitudes que se le han hecho (al juez de control)”, expresó. “Si por su negligencia, salieran libres los presuntos responsables del feminicidio de mi hermana, lo responsabilizamos de no actuar con justicia ante el reclamo que le hacemos”, subrayó. El feminicidio de Patricia Mora, contabilizado como el número 90 de 2017, generó una serie de pronunciamientos por parte de organizaciones sociales y magisteriales, mismas que demandaron su esclarecimiento y castigo para los responsables, pero también la declaratoria de alerta por violencia de género en esta entidad, que a la fecha sigue sin emitirse.

Comentarios