La Fiscalía de Veracruz incurre en traspié al crear club de futbol llamado 'EquipoFGE Desaparecidos”

jueves, 7 de junio de 2018
XALAPA, Ver. (apro).- La Fiscalía Especializada en Búsqueda de Personas No Localizadas que dirige Luis Eduardo Coronel –exfuncionario en la administración del priista Javier Duarte– incurrió en un traspié al nombrar a su equipo de futbol amateur “Equipo FGE Desaparecidos”. La falta de tacto de Coronel Gamboa desató la irritación de colectivos de desaparecidos, cibernautas y periodistas que siguen las cuentas oficiales de los funcionarios. “No le hace que los casos estén abandonados, siempre y cuando ustedes se diviertan. Claro, como ustedes no tienen ningún desaparecido en sus familias… irresponsables, inmorales”, posteó el Colectivo Solecito, una organización integrada en su mayoría por cientos de mujeres que tienen hijos, esposos y hermanos desaparecidos en la zona costera, montañosa y en la capital de Veracruz. Desde sus cuentas oficiales, Jorge Winckler Ortiz y Luis Eduardo Coronel Gamboa, entre otros funcionarios, presumieron lo que llamaron “su regreso a las canchas”, incluidas imágenes donde subrayaron u pasión por el deporte y ocuparon la etiqueta #EquipoFGE Desaparecidos”. Las imágenes de lo que pretendía ser una convivencia entre funcionarios de la Fiscalía, por el poco cuidado del lenguaje, se tornó en una ola de insultos, mentadas de madre y recriminaciones en las redes sociales para los funcionarios de la FGE. “Y como para cuando el equipo coludidos, poca madre, insensibles, ojetes”, fue parte de la ola de críticas que se llevaron los integrantes del equipo de futbol. Algunos cibernautas plantearon con ironía que para cuándo se crearía el equipo de #Feminicidios o el de #Homicidios. Desde su cuenta oficial, Luis Eduardo Coronel presumía que en un partido donde ganaron 5-1 habían tenido “refuerzos de lujo”, como el fiscal general Jorge Winckler y el fiscal visitador Marcos Even Torres, así como el hermano del primero, Emiliano Winckler. Apenas el 10 de mayo pasado, madres de 13 distintos colectivos de desaparecidos en Veracruz salieron a marchar por las calles de seis ciudades en la entidad, con el fin de recordarle al Estado la ausencia de sus hijos, esposos y seres queridos, quienes fueron sustraídos de sus hogares, “levantados”, “secuestrados” sin dejar rastro alguno en los últimos diez años. En Xalapa, los colectivos “Hasta Encontrarlos”, “Familias Enlaces Xalapa” y “Por la Paz Xalapa” colmaron las calles 20 de Noviembre, Xalapa, Murillo Vidal, Orizaba, Ávila Camacho, Xalapeños Ilustres y Enríquez para advertir a la FGE, a SSP y al gobierno estatal que la justicia no ha llegado. En Coatzacoalcos, el colectivo de “Madres en Búsqueda Belén González” también marchó en el primer cuadro de la ciudad de este recinto portuario y al mediodía realizó una misa en la catedral de San José para orar por las víctimas de “desaparición forzada. En Córdoba y Orizaba, los colectivos de familias de desaparecidos también salieron a protestar en las principales calles de este corredor industrial, sitio en que se ignora el paradero de más de un centenar de jóvenes y en donde recientemente se descubrió la narcofosa “Los Pozos”, en el municipio de Omealca, donde han sido exhumadas en la última semana nueve osamentas. En el sexenio de Duarte de Ochoa se abrieron 3 mil 600 carpetas de investigación por desaparición de personas. Al día de hoy, de los casi 500 cuerpos hallados en las distintas narcofosas de Veracruz, apenas 34 han sido identificados. En su última comparecencia con diputados locales en enero pasado, Winckler Ortiz informó que, al cierre de 2017, se habían encontrado 102 sitios con 342 fosas clandestinas, la mayoría en el narcocementerio de Colinas de Santa Fe, en una zona arenosa del Puerto de Veracruz, y la mayor parte de las inhumaciones fueron realizadas en el sexenio de Javier Duarte. En Xalapa incluso se trabaja en un proyecto del Memorial para Desaparecidos en Veracruz, el cual incluye una plataforma circular que representa al universo, así como una elevación de una rampa que simboliza la búsqueda interminable que inicia el día en que alguien sin derecho alguno priva de la libertad a otra persona. La escultura será construida con concreto, madera, acero, cristal, vinil y además tendrá un área de jardinería para que familiares de personas desaparecidas puedan depositar ofrendas florales y veladoras, entre otros.