Familiares de víctimas y organizaciones exigen segunda alerta de género en Edomex

lunes, 17 de septiembre de 2018
TOLUCA, Edomex., (apro).- Familiares de niñas, adolescentes y mujeres desaparecidas en el Estado de México exigieron a la Secretaría de Gobernación, que se emita una segunda Declaratoria de Alerta de Violencia de Género (AVG) en la entidad por el incremento alarmante de este delito en personas de sexo femenino, que alcanza la cifra oficial de mil 790 al cierre de diciembre de 2017. Acompañadas por organizaciones sociales, madres de las víctimas denunciaron la indolencia de agentes ministeriales que exigen a los familiares de las desaparecidas esperar 72 horas antes de presentar una denuncia formal por desaparición, y que una vez que se ha abierto una carpeta de investigación son los familiares quienes hacen las indagatorias de búsqueda, en tanto que las autoridades ministeriales se limitan a redactar oficios. Las madres de las víctimas urgieron a la declaratoria de AVG, petición que se presentó el 25 de julio a la Comisión Nacional para Prevenir y Erradicar la Violencia contra las Mujeres (Conavim), que depende de la Segob. Tras anunciar el inició de la campaña “Verdad y justicia para nuestras desaparecidas”, familiares de víctimas y activistas recordaron que, si bien existe una AVG en la entidad por violencia feminicida decretada en 2015, su implementación no ha impactado en la disminución de las desapariciones de niñas, adolescentes y mujeres, ya que de 2015 a 2017 las desapariciones aumentaron 227%. La alerta sobre el incremento de la desaparición de mujeres, se fundamenta en un diagnóstico elaborado por la organización civil Idheas, Litigio Estratégico en Derechos Humanos, que documentó que de 2011, año en que se empezó a registrar la desaparición de personas, el Estado de México se ha convertido en la segunda entidad con mayores registros, después de Tamaulipas. El documento advierte que mientras a nivel nacional el 25% de las víctimas de desaparición corresponden a mujeres, en el estado gobernado por Alfredo del Mazo la proporción es de 46%, siendo Ecatepec, Cuautitlán Izcalli, Chimalhuacán, Nezahualcóyotl, Ixtapaluca y Valle de Chalco los municipios donde se concentra el mayor número de casos. “Según datos reportados a Idheas, por partes de la Fiscalía General de Justicia del Estado, el 59% de los caso corresponde a niñas y mujeres adolescentes menores de edad”, concentrándose en las adolescentes de 15 a 17 años el 31% de los casos de desaparición de mujeres. Alex Guzmán, de Idheas, explicó que en municipios por donde corre el tren hacia el norte del país y que transporta a migrantes centroamericanos sin documentos, conocido como la Bestia, “se ha identificado un corredor de trata de personas con fines de explotación sexual que incluye al Estado de México, Tlaxcala, Hidalgo, Puebla y Veracruz, pero las autoridades no investigan a pesar de que hay elementos para identificar a las bandas, a partir del trabajo realizado por los familiares de las víctimas”. Elsa Arista González, de la Asamblea Nos Queremos Vivas Neza, resaltó que su organización localizada en Nezahualcóyotl atiende de entre cuatro y siete casos de desaparición de mujeres al día, sin que la AVG considere ese delio como “antesala de muchos feminicidios”, que en lo que va del año suman 36 en la entidad. Arista explicó que en Nezahualcóyotl, las víctimas que tienen registradas están en el rango de 12 a 24 años, y deploró que las autoridades ministeriales “no tienen voluntad para realizar su trabajo, y si llegan a aparecer las víctimas, por el intenso trabajo de búsqueda de las familias, los agentes del Ministerio Público cierran las carpetas de investigación sin indagar qué fue lo que pasó, quién se llevó a las mujeres”. Laura Curiel, madre de Daniela Sánchez, y Guadalupe Hernández, madre de Arlet Samanta Olguín, desaparecidas en Tlalnepantla y Ecatepec en 2015 y hace cinco meses respectivamente, describieron el calvario que han padecido en búsqueda de sus hijas. Ambas coincidieron en que, ante la emergencia, las autoridades del gobierno del Estado de México no actuaron con prontitud, dejaron perder pruebas fundamentales y mantienen expedientes “llenos de oficios que no sirven para nada”. Las madres de las jóvenes desaparecidas, acompañadas además de las organizaciones Alondras Unidas en Búsqueda de Nuestros Desaparecidos, Deudos y Defensores por la Dignidad de Nuestros Desaparecidos, Colectivo Feminista de Ecatepec, el Instituto Mexicano de Derechos Humanos y Democracia, así como Idheas y la Asamblea Nos Queremos Vivas Neza, convocaron a una clausura simbólica del Centro de Justicia para las Mujeres el Ecatepec, el próximo 24 de septiembre a las 10:30 de la mañana.

Comentarios