Fiestas de Octubre, entre la simulación de su patronato y aviadores

viernes, 21 de septiembre de 2018
GUADALAJARA, Jal. (apro).- Pasaron siete meses para que el Patronato de las Fiestas de Octubre, a cargo de Martha Irene Venegas Trujillo, iniciara el proceso de sanción en contra de su antecesor, Luis Fernando Favela Camera por dejar en "quiebra técnica" al organismo, como lo ordenó la Contraloría; pero pretende castigarlo por un periodo que no le corresponde. Fernando Favela dejó un daño patrimonial al organismo por casi 83 millones de pesos, según una revisión especial realizada por la Contraloría del estado. En resumen, 13 observaciones corresponden a un daño patrimonial por la cantidad de 81 millones 737 mil 982 pesos y dos señalamientos más fueron emitidos por riesgo de daño patrimonial equivalente a 1 millón 171 mil 630 pesos. El pasado 2 de febrero, a través del oficio DGP/653/2018, la Contraloría del estado informó a Venegas Trujillo que había concluido el proceso de auditoría al Patronato sobre el presupuesto ejercido en 2015 y 2016, y detectó que quedaron sin solventar 15 observaciones. En ese sentido, la Contraloría requirió a la directora general iniciar los procedimientos “sancionatorios en contra de los posibles responsables”. Pero fue hasta mediados de este mes que el Patronato bajo el procedimiento sancionatorio 10/2015, mediante el oficio PFO/DJ/286/2018, pidió a Fernando Favela "que en un término de cinco días hábiles, partir del día siguiente de la recepción presente rinda informe por escrito y ofrezca pruebas, las que podrá presentar en un lapso de 15 días hábiles posteriores, en relación a la denuncia formulada en su contra por parte de la Contraloría del Estado". El oficio dirigido a Favela señala: "usted es probable responsable de las observaciones determinadas en auditoria por el periodo comprendido del 1 de enero al 30 de noviembre de 2011, 1 de julio al 31 de diciembre de 2012, y 1 de enero al 31 de agosto de 2013 y eventos posteriores”. No obstante, la Junta de Gobierno de las Fiestas de Octubre, nombró el 23 de abril de 2013 a Fernando Favela como director del Patronato -sin embargo, fue dado de alta en nómina hasta julio-, por lo que la sanción podría tratarse de una simulación de Venegas Trujillo. Al entregar los resultados de su revisión, la Contraloría señaló: “No obstante que la organización y realización del evento fue autosuficiente en 48 años, periodo en el que obtuvo siempre utilidades”, durante el periodo de Fernando Favela, la administración en el ejercicio 2013 “recibió apoyo gubernamental por 12 millones 900 mil pesos y obtuvo un empréstito de la Secretaría de Planeación, Administración y Finanzas (Sepaf)” por 16 millones de pesos. Fernando Favela renunció el 8 de febrero de 2017, a partir del 6 de octubre de ese mismo año se convirtió en director del Auditorio Telmex que pertenece a la Universidad de Guadalajara. La Ley de Responsabilidades de los Servidores Públicos del Estado de Jalisco, en su artículo 65 establece que "las facultades para exigir la responsabilidad administrativa prescribirán "a partir del día siguiente a aquél en que se hubiere incurrido (...) en tres años con tres meses". Los aviadores El 19 de marzo de 2018, mediante el folio infomex 01444418 se solicitó al Patronato de las Fiestas de Octubre información sobre dos extrabajadores del organismo, Pedro Marcial Díaz Robles y David Sanabria Beltrán. Los datos que se solicitaron era su fecha ingreso y renuncia, puesto que ocuparon, actividades desempeñadas, registro de asistencia, motivo del término de la relación laboral, copia de la ratificación de la separación firmada ante la Junta Local de Conciliación y Arbitraje, y en caso de haber sido comisionados, entregar el oficio correspondiente. El Patronato respondió "total inexistencia de la información". Los trabajadores del Patronato sabían que ninguno acudía a laborar, pues nunca registraron su ingreso a las instalaciones como el resto de los trabajadores. En realidad, Pedro estaba asignado a Alberto Lamas, exjefe de gabinete del gobernador Aristóteles Sandoval, mientras que David hacía tareas personales para Favela, afirman los inconformes. Tras presentar un recurso de revisión ante el Instituto de Transparencia e Información Pública de Jalisco (Itei), el Patronato respondió en sentido "afirmativo parcialmente" a la información solicitada. De Pedro Díaz mencionó que ingresó el 11 de junio de 2013 y renunció el 16 de agosto de 2016, su cargo fue auxiliar administrativo A. El Patronato desconoce las actividades que desempeñó y tampoco supo por qué renunció. Mucho menos cuenta con los registros de asistencia, ni la copia de la ratificación de la separación firmada ante la Junta Local, ni un documento que acredite que estuvo comisionado. Acerca de David Sanabria, el Patronato contestó que ingresó el 12 de junio de 2013 y renunció el 25 de abril de 2017, su puesto fue auxiliar administrativo A. Igual que con Pedro Díaz la dependencia dijo no contar con el resto de la información, excepto su carta de renuncia voluntaria. A David Sanabria se le entregó un finiquito por 57 mil 137 pesos.

Comentarios