No acepto disculpa de la FGJEM, 'quiero ver al culpable de la muerte de mi hijo”: padre de Edgar Romero

miércoles, 25 de septiembre de 2019
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- A un año de la muerte de Edgar Romero González, dentro de las galeras del Centro de Justicia para Mujeres, ubicado en Toluca, la Fiscalía General de Justicia del Estado de México (FGJEM) ofreció una disculpa institucional a los familiares, pero éstos la rechazaron. El pasado viernes 20, los padres del joven, Jesús Romero y María del Carmen González, acudieron a las oficinas del fiscal estatal, Alejandro Gómez Sánchez, para manifestarle su rechazo a la disculpa. Contrario a ello, pidieron una investigación profunda para encontrar a los culpables de la muerte de su hijo. "Yo rechacé la disculpa, porque una disculpa, como se lo dije al fiscal, no me ayuda, no me sirve de nada, me deja en lo mismo, porque no hay un culpable", destacó Jesús Romero. Añadió: “No confío en sus conclusiones, en su dizque investigación, hay mucha corrupción en la Fiscalía de Justicia, todo ha sido un engaño para tratar de ocultar lo que le hicieron a mi hijo, él no se suicidó, a él lo mataron”. De acuerdo con la recomendación 06/2019 de la Comisión de Derechos Humanos del Estado de México (CODHEM), luego ser detenido por policías estatales, el 21 de septiembre de 2018, Edgar fue recluido en una celda del Centro de Justicia para Mujeres, donde presumiblemente se habría suicidado con ropa que supuestamente encontró en el sitio. No obstante, la CODHEM halló anomalías en la investigación, como la insuficiencia de personal para vigilar a las personas que son detenidas y remitidas a dicho centro. De acuerdo con el organismo de derechos humanos, “el servidor público encargado de vigilarlo no cumplió con el derecho de debido cuidado, ya que (sus familiares) argumentaron contradicciones en el expediente, y sobre todo la falta de claridad de cómo murió”. Los parientes de Edgar destacaron que hubo varias irregularidades en la información que recibieron, e insistieron en que no se ha comprobado que su hijo se quitara la vida, además de que –subrayaron-- primero les dijeron que cuando lo descolgaron aún tenía signos vitales, y en otra ocasión les mencionaron que “murió al instante”. Tampoco les entregaron las pertenencias de Edgar, a fin de comprobar que efectivamente en su celda había algún objeto con el que pudo haberse ahorcado. Sólo tuvieron acceso a fotografías “donde no se ve ropa ni agujetas”. Los padres advirtieron que, si bien está asentado en la carpeta de investigación que Edgar proporcionó datos para contactar a sus familiares, las autoridades nunca lo hicieron, y se enteraron de la muerte por un vecino. Asimismo, denunciaron que cuando acudían para dar seguimiento a la investigación, recibían burlas. Tras destacar que tampoco tuvieron acceso al expediente, el padre de Edgar reiteró: “Esta disculpa pública no la acepto”. Y sostuvo que no confía en la FGJEM “porque hay mucha corrupción”. De igual manera, advirtió que por todos los medios continuarán exigiendo justicia hasta que den con los culpables. "No queda claro y voy a seguir luchando. Yo quiero ver al culpable, ese es el motivo por el que no acepte las disculpas", lanzó.