Hace cinco años asesinaron a Alitzel Aguilar Rangel; hoy son sentenciados a 43 años de prisión

lunes, 30 de septiembre de 2019
COLIMA, Col. (apro).- Cinco años después del asesinato de la estudiante Alitzel Aguilar Rangel, de 18 años, un juez dictó sentencia condenatoria de 43 años de prisión contra dos hombres, como responsables del delito de feminicidio. El suceso ocurrió el 20 de julio de 2014, luego de que la joven salió de su casa rumbo a la plaza principal del poblado Quesería, municipio de Cuauhtémoc, y no regresó. Al día siguiente su cadáver fue encontrado en una brecha cercana a la carretera que une las comunidades de El Chivato y El Naranjal, municipio de Villa de Álvarez. Un mes antes, Alitzel había concluido sus estudios en el Bachillerato 22 de la Universidad de Colima y realizó trámites para ingresar a la carrera de Ingeniería en Materiales, en el Instituto Tecnológico de Zacatecas, ciudad de origen de su familia paterna. Los dos primeros años de bachillerato los cursó en el Colegio de Bachilleres de esa entidad (Cobaez) y el último año lo hizo en Quesería, Colima --donde radica su familia materna--, y estaba por irse a Zacatecas para prepararse para el siguiente ciclo escolar. Menos de dos semanas después del asesinato, a principios de agosto de 2014, la entonces Procuraduría General de Justicia del estado (PGJE) anunció la detención de dos presuntos responsables del crimen: Hugo Ricardo Rangel Rodríguez, tío de la víctima, y Christian Rafael Rodríguez Ramos, quienes en ese tiempo tenían 21 y 20 años de edad, respectivamente. El móvil del homicidio de la joven, quien murió degollada y apuñalada, no fue revelado por petición de sus familiares. En su momento, el coordinador general de Seguridad Pública, Félix Humberto Vuelvas Aguilar, expuso que de acuerdo con los medios de prueba que obraban en la indagatoria, y según las declaraciones ministeriales de los inculpados, Hugo Ricardo fue quien decidió y planeó la forma de privar de la vida a la joven, y para cometer el delito pidió a su copartícipe, Christian Rafael Rodríguez Ramos, que le ayudara, a cambio de lo cual le pagaría una cantidad de dinero. Conforme a lo planeado, la noche del domingo 20, vía telefónica Hugo Ricardo Rangel pidió a Alitzel que fuera al jardín de Quesería, adonde ella acudió por la confianza que le tenía, debido al vínculo familiar que les unía, y posteriormente los tres se retiraron a bordo de un vehículo que conducía aquel, hasta llegar al lugar donde fue localizada sin vida. Desde su detención, los asesinos se encuentran presos en el interior del Centro de Reinserción Social (Cereso) de Colima, donde purgarán el resto de la sentencia dictada por el juez.

Comentarios