Buscan, con edictos, a exfuncionarios de Tabasco acusados de desfalcos

sábado, 17 de octubre de 2020
VILLAHERMOSA, Tab. (proceso.com.mx).– Mediante edictos, el Órgano Superior de Fiscalización del Estado (OSFE) busca a exfuncionarios del gobierno perredista de Arturo Núñez Jiménez, así como a exalcaldes, para que comparezcan y aclaren presuntos desvíos millonarios cuando ocuparon sus cargos. En los edictos se les hace el apercibimiento de que, si no se presentan a las audiencias, “se tendrán por presuntamente ciertos los hechos que se le imputan”. El 15 de octubre, el gobierno del estado publicó en el periódico oficial dos edictos del OSFE para localizar al extitular de la Secretaría de Educación del Estado (Setab), Ángel Eduardo Solís Carballo, relativo al Procedimiento de Responsabilidades Resarcitorias por observaciones de 15 millones 502 mil 63 pesos en la cuenta pública 2017. Uno, por expedir recibos sin números de folios ni nombres de beneficiarios para pagos del programa Apoyo Administrativo para la Operación del Sistema Educativo Estatal, por 8 millones 400 mil pesos, del 30 de marzo, 10 y 26 de abril y 11 de mayo de 2017. El segundo, por firmar gastos y aprobar obras irregulares del Programa Escuelas de Tiempo Completo 2017, por 7 millones 102 mil 063 pesos. Solís Carballo fue el tercer secretario de Educación del sexenio de Arturo Núñez. Ocupó el cargo de enero de 2017 a diciembre de 2018. El OSFE también requirió, en otro edicto, extitular de la Unidad de Atención y Seguimiento a Proyectos Especiales de la Setab, Alfonso Verduzco Dávila, por gastos y obras irregulares en el Programa Escuelas de Tiempo Completo 2017, por 7 millones 102 mil 63 pesos. Igualmente, al exdirector de Conservación de la Junta Estatal de Caminos (JEC), Ángel Eduardo Abreu Menéndez, por obras “pagadas no ejecutadas” por 12 millones 336 mil 33 pesos, del ejercicio fiscal 2015. Y al exresidente de Obras de la Secretaría de Salud, Antonio Cruz, por alterar órdenes de pago para el director responsable y corresponsable de la obra de ampliación del área de Oncología del Hospital Juan Graham Casasús, lo cual provocó daño patrimonial de un millón 299 mil 261 pesos. El OSFE menciona que se intentó localizar a estos cuatro exfuncionarios nuñistas en los domicilios anotados en el Instituto de Seguridad Social, así como en el Infonavit, pero no se tuvo éxito. Asimismo, los apercibe que “de no comparecer sin justa causa a la audiencia referida” en un plazo de 15 días hábiles, “se tendrán por presuntamente ciertos los hechos que se le imputan y por precluido su derecho para ofrecer pruebas o formular alegatos". El pasado domingo 11 de octubre, la Fiscalía General del Estado (FGE) informó que había realizado órdenes de cateo “en tres domicilios diferentes” del exsecretario de Salud nuñista, Rommel Cerna Leeder, quien no pudo ser detenido derivado de una investigación en su contra por presuntos desvíos millonarios en esa dependencia y cobrar “moches” a proveedores. Desde entonces, el exfuncionario se encuentra prófugo de la justicia. El exalcalde perredista del municipio de Cárdenas, Rafael Acosta León, también es buscado por el OSFE mediante edicto publicado el pasado 5 de septiembre, por presunto desfalco de más de 27 millones de pesos en la adquisición de luminarias para el alumbrado público. En diciembre de 2018, último año de su trienio, el Congreso del estado reprobó la cuenta pública 2017 de Acosta León, por probable daño patrimonial de 68 millones 460 mil 732 pesos con 90 centavos y desde entonces se volvió inlocalizable.

Comentarios