Nacional

Gobernador de Tabasco niega "guerra" con Bartlett

"Yo no tengo ninguna guerra con el señor licenciado Bartlett”, dijo el gobernador tras varios días de polémica en los que incluso lo calificó de "cínico"
sábado, 14 de noviembre de 2020

VILLAHERMOSA, Tab. (proceso.com.mx).– El gobernador Adán Augusto López Hernández negó tener una “guerra” con el director general de la Comisión Federal de Electricidad (CFE), Manuel Bartlett Díaz, por las inundaciones en Tabasco.

“Pues yo no tengo ninguna guerra con el señor licenciado Bartlett, trabajamos de manera coordinada”, respondió el mandatario tabasqueño en la rueda de prensa que ofreció el presidente Andrés Manuel López Obrador en esta capital.

“Podemos tener diferente opinión, yo estoy obligado a defender los intereses de los tabasqueños, eso no quiere decir que estemos en guerra, trabajamos institucionalmente”, añadió.

Resaltó que, incluso, la CFE estableció un puente aéreo para ayudar a comunidades del municipio de Tacotalpa, en la zona serrana de la entidad.

“Nos ayuda con vehículos, que son únicos, que pueden entrar en zonas inundadas y estamos todos los días revisando cuando se corta el suministro eléctrico que, hasta ahora, han sido en lugares que están inundados, pero cuando baja el nivel del agua se restablece el servicio”, puntualzió.

La confrontación del gobernador Adán Augusto y el director de la CFE derivó de la denuncia que, por la vía penal y civil, el mandatario tabasqueño presentará contra la CFE por daños en Tabasco, por el desfogue “irresponsable” de la presa Peñitas, operada por la CFE, que inunda los municipios de Nacajuca, Jalpa de Méndez y Cunduacán.

Una demanda que le da “risa a Manuel Bartlett y que, en respuesta, Adán Augusto lo tildó de cínico e irresponsable.

Por otro lado, el mandatario tabasqueño informó que actualmente la atención se focaliza en 18 puntos críticos de los municipios de Centro (Villahermosa), Macuspana, Nacajuca y Centla, donde se desaloja el agua con equipos de bombeo y se distribuye ayuda humanitaria.

Dijo que mientras los niveles de la mayoría de los ríos desbordados siguen disminuyendo para retomar su cauce, el Usumacinta elevó el nivel de alerta, por lo que se encuentran en riesgo localidades de los municipios de Balancán, Tenosique, Jonuta y Emiliano Zapata.

En cuanto a los donativos enviados por empresas, gobiernos del país y del extranjero, así como de la sociedad civil, aseguró que todo se está manejando de forma honesta y transparente a través del Sistema DIF Tabasco.

Comentarios