Fuerzas federales se mantendrán en presas, municipios y en todo Chihuahua: Mejía Berdeja

viernes, 18 de septiembre de 2020 · 22:34
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- El subsecretario de Seguridad y Protección Ciudadana, Ricardo Mejía Berdeja, advirtió que se mantendrá el trabajo de las fuerzas federales en las diferentes presas, municipios y en todo Chihuahua, “porque la ausencia de la Guardia Nacional sólo beneficia a la delincuencia". En reunión de trabajo con órganos desconcentrados de la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana (SSPC), el funcionario federal realizó una evaluación de los daños en la presa La Boquilla, pero no mencionó la muerte de la mujer que perdió la vida tras la protesta por la entrega del agua a Estados Unidos.
Nota relacionada:
La toma de La Boquilla contrapuntea a Corral con AMLO "Los manifestantes, quienes mantienen tomadas las instalaciones de la presa La Boquilla, han generado daños materiales por más de 100 millones de pesos, que incluyen afectaciones a instalaciones y equipo de la hidroeléctrica perteneciente a la Comisión Federal de Electricidad", apuntó. Y acusó al gobierno de Chihuahua de tratar "el tema con ligereza". Mejía Berdeja explicó que proponer la salida de la Guardia Nacional del estado de Chihuahua, como lo plantean algunos actores políticos "ligados al huachicol del agua" en la entidad, es un acto violatorio de la ley. La Guardia Nacional, como parte del Estado mexicano, tiene el mandato constitucional de resguardar las instalaciones estratégicas del país para garantizar la paz, por ello, dijo, su presencia para mantener el control en las presas de Chihuahua es irrenunciable. Añadió: “Actualmente huachicoleros del agua promueven una campaña orquestada de desinformación y violencia para seguir aprovechando indebidamente recursos nacionales”, por lo que se coadyuva con autoridades ministeriales de la entidad, a fin de integrar las carpetas de investigación y proceder conforme a derecho contra quien resulte responsable. El subsecretario precisó que el agua es un recurso de la nación, y a las instituciones de seguridad les corresponde su salvaguarda, por lo que las presas sirven para la producción agrícola y para cumplir con los compromisos y las necesidades del país, como el Tratado de Aguas de 1944.