Tlaxcala

Prófugo, el secretario de Seguridad Ciudadana de Tlaxcala

El secretario de Seguridad Ciudadana de Tlaxcala, Alfredo Álvarez Valenzuela, se dio a la fuga para evitar una orden de aprehensión en su contra que pretendían ejecutar elementos de la SEIDO.
jueves, 25 de noviembre de 2021

TLAXCALA, Tlax. (apro).– A menos de tres meses de haber arrancado el sexenio de la morenista Lorena Cuéllar Cisneros, la secretaría de Seguridad Ciudadana del Estado se quedó acéfala, pues Alfredo Álvarez Valenzuela, quien era su titular, se dio a la fuga para evadir una orden de aprehensión en su contra.

El sábado 20 de noviembre, elementos de la Subprocuraduría Especializada en Investigación de Delincuencia Organizada (SEIDO) acudieron a la oficina de Álvarez Valenzuela para detenerlo y presentarlo ante el juez, pero desde ese día el ahora exfuncionario escapó y no volvió a aparecer. 

El secretario de Gobierno, Sergio González Hernández, confirmó que Álvarez Valenzuela fue dado de baja de manera automática y que la gobernadora nombró como encargado de despacho a Maximino Hernández Pulido.

El gobierno de Tlaxcala aseguró que desconocía que el ahora extitular de la SSC enfrentara un proceso judicial, pues en la Plataforma México no se encontró ningún proceso pendiente en su contra, pese a que el ahora prófugo ha sido acusado de manera reiterada de formar parte de la cofradía llamada “hermandad”, integrada por elementos policíacos federales acusados por décadas de cometer abusos. 

Capitán de fragata de Infantería de la Marina, Álvarez Valenzuela fue comisario de la Secretaría de Seguridad Pública federal (SSP) y habría estado sujeto a proceso acusado de tortura en 2014.

Como encargado del Operativo Guerrero Seguro, el ahora extitular de SSC de Tlaxcala participó en el desalojo violento realizado por agentes federales y estatales contra normalistas de Ayotzinapa en diciembre de 2011, el cual dejó un saldo de dos estudiantes muertos.

En mayo de 2014, Alfredo Álvarez fue destituido como secretario de Seguridad de Acapulco, luego de que policías realizaron un paro para acusarlo de abuso de poder y tortura.

En julio de ese año, Álvarez Valenzuela fue detenido en la Ciudad de México y trasladado a la cárcel de Chilapa, Guerrero, acusado por el delito de abuso de autoridad, privación ilegal de la libertad, tortura y lesiones.

Esto, debido a un video que se divulgó en YouTube donde aparecieron tres policías turísticos torturando a un detenido en uno de los módulos de dicha corporación, presuntamente por órdenes de Álvarez Valenzuela.

El 30 de julio de 2014, el ahora exfuncionario fue liberado por decisión de un juez de primera instancia, pero la Fiscalía estatal apeló esa determinación judicial.

Según los medios locales, la orden de aprehensión contra Álvarez Valenzuela se deriva de un operativo realizado por policías federales el 27 de septiembre de 2008 en el bar Blue Martinoi, ubicado en Chihuahua, Chihuahua, para localizar armas y drogas, donde se reportó que no se había encontrado nada ilícito.

Pero días después se abrió una investigación contra 23 agentes federales, entre ellos Álvarez Valenzuela, porque fueron acusados de la desaparición de una persona, presuntamente integrante del Cártel de Juárez. La orden de aprehensión contra el ahora exfuncionario se habría emitido desde 2014. 

También, desde principios de noviembre, circuló en las redes sociales una supuesta denuncia por acoso sexual que presentó una exempleada de la Unidad de Política Policial, Penitenciaria y Seguridad Privada en la Secretaría de Seguridad y Protección Ciudadana en contra de Álvarez Valenzuela, quien antes de llegar a Tlaxcala era director adjunto de la Subsecretaría de Migración, Sistema Ferroviario y Robo a Carreteras y Transporte.

Según esta denuncia, hecha pública tras su nombramiento, el ahora prófugo le pidió a la exservidora pública que durmiera con él en un viaje que hicieron a Tijuana, con la advertencia de que sólo así estaría segura.

Comentarios