Como en 2006, el SNTE se apresta a ejecutar "acarreos" y compra de votos

lunes, 25 de junio de 2012
MÉXICO, D.F., (apro).-  El Sindicato Nacional de Trabajadores de la Educación (SNTE) organiza un plan para movilizar a cinco millones de personas el día de la elección presidencial. El periódico La Jornada publica este lunes la información contenida en el documento “Sistema digital de activismo y movilización alternativo”, cuya misión es interferir en los resultados de las próximas elecciones. El proyecto incluye contratar a una empresa para contactar vía telefónica a 6 millones 768 mil 250 personas el día de al elección. Al mismo tiempo, serán movilizados o “acarreados” 3 millones 434 mil votantes. La estrategia costará 151 millones 277 mil 750 pesos que incluyen: “desarrollo informático”, llamadas telefónicas, mensajes a celulares, una encuesta de salida y un conteo rápido: “En julio de 2006, días después de la elección, se hizo pública una llamada telefónica entre Elba Esther Gordillo y el entonces gobernador de Tamaulipas, Eugenio Hernández, en la que la maestra reveló la existencia de una ‘red que armamos en todo el país’, así como de encuestas e información privilegiada para ‘hablar con Felipe ( Calderón) y vendérselo’. “Seis años después, dicho informe indica, en el renglón denominado ‘movilización’, que ‘se tiene programada la captación de 5 millones de simpatizantes’, de los cuales serán ‘movilizados’ 3 millones 434 mil 125 el primero de julio. Las metas se fijaron por casilla, sección electoral y distrito, y fueron ‘verificadas y firmadas en una carta compromiso por el líder de cada una de las secciones’. “Incluso, se considera que para obtener los ‘mejores resultados’ del proyecto ‘es necesario dotar de recursos económicos a los 20 mil movilizadores –aunque después se corrige y se habla de 27 mil 473 personas, cuyas actividades tendrán un costo de ‘65 millones 248 mil 375 pesos’– para que sean responsables de trasladar a las urnas’ a los simpatizantes estimados”. Elba Esther Gordillo, la dirigente del SNTE, reconoció que favoreció a Felipe Calderón en 2006. El Partido Nueva Alianza, brazo satélite del órgano magisterial, estuvo a punto de aliarse con el PRI, pero por disputas por las candidaturas la coalición se frustró, aunque extraoficialmente se menciona que Gordillo apoya en esta ocasión a Peña Nieto.    

Comentarios