Sobre: 'Damnificados del sismo de 2017 en Chiapas denuncian fraude en reconstrucción”

viernes, 15 de mayo de 2020
Líderes buscan tarjetas con dinero no reparación de viviendas Por Ángel Adrián Cruz Rentería, Director de Vivienda en AMUCSS JIQUIPILAS, Chis, jueves 14 de mayo del 2020 En uso de nuestro derecho de réplica y en reacción a la nota informativa publicada por Proceso bajo el título: Damnificados del sismo de 2017 en Chiapas denuncian fraude en reconstrucción” firmada por el reportero Isaín Mandujano, queremos aclarar lo siguiente: Lamentamos que la respetabilidad de Proceso se vea dañada por publicar una nota sin rigor informativo y que el reportero no haya verificado la información publicada con las instituciones a las que se difama, mediante una simple llamada a CONAVI o a la AMUCSS (www.amucss.org), Organismo Ejecutor de Obra (OEO) responsable del programa de reconstrucción en esa zona. No obstante, hacemos las siguientes precisiones: El Programa Nacional de Reconstrucción (PNR) en Chiapas, esta apoyando en 2019-2020 a 9,421 damnificados con una inversión de $1,493 mdp. La Asociación Mexicana de Uniones de Crédito del Sector Social, A.C. (AMUCSS) es uno de 32 agentes técnicos operando en el estado. AMUCSS participa en el programa apoyando con asistencia técnica a sólo 699 damnificados de 6 comunidades en los municipios de Jiquipilas, Cintalapa y Villa Flores. El PNR del Gobierno de la 4aTransformación decidió apoyar a damnificados del Terremoto del 2017, en diferentes modalidades publicadas en las Reglas de Operación de CONAVI en 2019, eliminando la amplia corrupción que se originó con los programas de apoyo del sexenio anterior. En dicho sexenio, como el reportero lo documento en nota informativa del 7 de septiembre del 2018, se derramaron miles de millones de pesos y no se reconstruyeron viviendas. La malversación de apoyos a damnificados incluyó el mal uso y opacidad de subsidios canalizados a través de instituciones, programas y a través de Tarjetas del Banco Bienestar, donde damnificados recibieron apoyos que no se invirtieron en reconstrucción de viviendas. Para 2019-2020 la modalidad aplicada en muchos municipios del estado y es el caso de Jiquipilas, Cintalapa y Villaflores, se eliminó el uso de dinero en tarjetas y se estableció la modalidad de Organismo Ejecutor de Obra. Para el caso de AMUCSS la operación se hace bajo la modalidad de Producción Social de Vivienda Asistida (PSVA) donde lo más importante es la participación y capacitación de familias damnificadas para decidir el proyecto de reconstrucción de su casa. En esta modalidad los aspectos técnicos y las inversiones en materiales y costo de mano de obra es conocida y aprobada por cada familia. AMUCSS da soporte técnico y elabora los proyectos de cada damnificado, no somos una constructora que produce casas igualitas al mayoreo. En este proceso, tenemos 17 arquitectos en campo y 8 en oficina trabajando para las comunidades de Chiapas, se han realizado asambleas públicas informativas, con presencia y apoyo de autoridades locales, y una vez informados, los damnificados firmaron un contrato de compromisos técnico-financieros con AMUCSS y CONAVI. De las 699 viviendas de damnificados, solo 20 son de nueva construcción y también esas son todas diferentes; los 499 restantes son reconstrucciones con un proyecto técnico diferente, definido por cada familia.   Como es ampliamente conocido en Chiapas, la comunidad de Nueva Palestina tiene diversas facciones políticas y liderazgos en pugna, la participación en el programa de vivienda se convirtió en un terreno de disputas.  La C. Yurika Guadalupe Mártinez Sánchez, principal fuente de información de la nota publicada en Proceso, no es damnificada ni es beneficiara del Programa Nacional de Reconstrucción. Pero forma parte de una facción que ha exigido apoyos de reconstrucción a través de dinero colocado en tarjetas del Banco Bienestar y ha buscado generar inconformidad con un programa orientado con asistencia técnica, promueve apoyos con dinero no reconstrucción de viviendas dañadas. En Nueva Palestina hay 192 damnificados participando en el programa del 2019. El grupo que dirige la C. Yurika Guadalupe representa a una veintena de personas que no entraron en el Programa en el 2019, porque siguen buscando subsidio a través de tarjetas y apoyos políticos para lograrlo. Lamentamos que políticas asistencialistas y paternalistas del pasado, así como múltiples fraudes de funcionarios, programas y gobiernos anteriores hayan creado terreno fértil en Chiapas para estas modalidades de oportunismo social. Finalizar el programa y las reconstrucciones que estarán a la vista de todos, es la mejor manera de cambiar esa situación. Invitamos al reportero a visitar a los damnificados, las casas reconstruidas y las comunidades del programa. Las cuentas son claras y no hay obras defectuosas o de mala calidad como se afirma en la nota.  En cambio, también podrá verificar en terreno de que manera la crisis COVID-19 ha impedido concluir obras por falta de suministros y como el cierre de comunidades esta afectando concluir obras. Para un seguimiento visual de los casos de reconstrucción de vivienda en estos municipios pueden visitar:   Instagram: @lossueñosseconstruyen   Visitando casas de adobe rehabilitadas con @conavi_mx en Cintalapa, Chiapas. https://www.instagram.com/p/B84f1Jijn_0/?igshid=1qpimkn9icg53   ATENTAMENTE ÁNGEL ADRIÁN CRUZ RENTERÍA Director Vivienda Rural AMUCSS Los Sueños se Construyen    
Respuesta del reportero 
  Señor Director: Desde enero pasado, representantes de las familias damnificadas, se acercaron a este reportero para hacer escuchar su reclamo o denuncia pública sobre irregularidades que ellos valoraron en el marco de la reconstrucción de sus viviendas. Apenas habían pasado tres meses desde que firmaron los convenios para que la Asociación Civil citada interviniera en un proceso, el presidente anunció que ya no habría intermediarios en la entrega de los recursos y que estos serían de forma directa a los beneficiarios. Creyendo burocratismo en el proceso, esperé algunas semanas hasta que las familias damnificadas insistieron en su inconformidad, al señalar que las casas estaban siendo mal construidas, a la par que empezaron un peregrinar en las diversas dependencias implicadas para ser escuchados y atendidos. Al no tener respuesta en las oficinas gubernamentales a las que ellos acudieron, solicitaron a este reportero hacer eco a su denuncia vía mediática, por lo que unos 15 representantes de comunidades de los tres municipios signaron un documento en el cual detallaron las irregularidades y adjuntaron unas 30 imágenes del proceso en mención. Sólo hasta que esta denuncia fue hecha, el día de hoy viernes 15 de mayo, personal de la Secretaría de Desarrollo Agrario, Territorial y Urbano (Sedatu) se movilizaron hacia la zona citada. Tengo el documento de la denuncia, las imágenes y los testimonios de las personas agraviadas para ponerlas a disposición de la empresa y de quienes ahora se dicen “difamados”. Derivado de la pandemia y cuarentena, había sido difícil la visita al lugar, por lo que queda el compromiso de ampliar más a detalle en los días siguientes lo que pasa en la zona ya conocida y recorrida por este reportero desde el sismo de 2017. Y estoy abierto, claro, a la versión que la referida Asociación Civil exponga. Isaín Mandujano Reportero

Otras Noticias