Oceanografía, la empresa predilecta de Fox y Calderón, enganchada a los paraísos fiscales

lunes, 4 de abril de 2016
CIUDAD DE MÉXICO (apro).- Involucrados en un presunto fraude multimillonario, los socios de Oceanografía construyeron desde 2011 un entramado empresarial en paraísos fiscales que alcanzaron a Estados Unidos y rebotaron en Suiza, donde en 2014 se inició una investigación en su contra por lavado de dinero. En el centro de la estructura financiera está Mossack Fonseca, el despacho panameño experto en la creación de empresas para ocultar el dinero y a sus dueños. Así lo revelan los documentos que forman parte de los #PanamaPapers que obtuvo el diario alemán Süddeusche Zeitung y compartió el Consorcio Internacional de Periodistas de Investigación (ICIJ, por sus siglas en inglés), con Proceso y más de cien medios asociados en el mundo, en una investigación global sin precedentes. Proceso fue el único medio impreso de México convocado por el ICIJ en la investigación de 11.5 millones de archivos internos de Mossack Fonseca que duró casi un año con la participación de 376 periodistas de todo el mundo. En el caso de Oceanografía, uno de los principales contratistas de Pemex durante los gobiernos del PAN de Vicente Fox y Felipe Calderón, no sólo dieron a conocer operaciones offshore de la empresa, sino que sus socios están bajo investigación en Suiza por lavado de dinero, según “la instrucción MSV.14.0338-BAN por blanqueo de capitales” integrada por la procuradora suiza, Angéle Wellauer en 2014. Dos años antes, la suerte de los socios de Oceanografía era otra, de acuerdo con la historia de sus socios contenida en los archivos de Mossack Fonseca, firma tocada también por el escándalo en Petrobras, la empresa petrolera de Brasil. “…el ing. Díaz requiere urgentemente…una BVI (empresa en Islas Vírgenes Británicas) ya sea de nueva constitución o alguna que ya tengan ustedes lista, con las siguientes características: Accionistas: Amado Omar Yáñez Osuna (50%) y Martín Díaz Álvarez (50%)...Objeto: requerimos a la BVI para cederle unos pagarés. Dirección: pueden utilizar alguna que ya tengan para otra sociedad (vg. DI Rod Maritime Corp)”. Lo anterior es parte de un correo electrónico fechado el 17 de abril de 2012 que envió Fabiola Jiménez Juárez, empleada de Grupo Gasolinero México (GGM), del cual eran propietarios, en ese tiempo, los hermanos Francisco Javier y Oscar Rodríguez Borgio y Martín Díaz Álvarez. Todos propietarios del 15 % de las acciones de Oceanografía, principal proveedora de Pemex durante los dos sexenios panistas. La misiva está dirigida a Mayra Fernández, agente intermediaria de la consultoría estadunidense Jordan Castellon Ricardo P.L., contratada por el despacho panameño Mossack Fonseca, Attorneys-At-Law. La representante de la firma panameña en Florida, Estados Unidos, Olga Santini, recibió del agente intermediario el correo final catalogado como de “alta importancia”. En la comunicación, se le especifica que use la dirección 185 SW 7 Street, Unit 3205, Miami, Fl. 33130. La dirección es la misma donde está radicada oficialmente la empresa DI ROD Maritime Corp en Miami. Esta misma dirección será la que Martín Díaz Álvarez, Amado Yáñez Osuna y los hermanos Rodríguez Borgio registrarán como domicilios particulares ante Mossack Fonseca los días en que éste despacho les entregue acciones de algunas empresas creadas para ellos en paraísos fiscales. Mossack creó para los dueños de Oceanografía tres empresas entre 2011 y 2012: Linard Consultants Inc (accionistas Francisco Javier y Oscar Rodríguez Borgio y Martín Díaz Álvarez); Fairhaven Trading Resources Limited (accionistas Francisco Javier y Oscar Rodríguez Borgio), y Ceresia Services Limited (Martín Díaz Álvarez y Amado Yáñez Osuna), todas en las Islas Vírgenes Británicas. Y a quien se encargaba de la nómina y pago a otros proveedores de la naviera a través de su firma Grupo Impulsor del Sur (Grimsur), Fabián Narváez Tovar, Mossack Fonseca le constituyó en 2011 Fasana Corp en BVI. Entre 2011 y 2014 Narváez creó en Florida empresas espejo a la conformada en el paraíso fiscal, --Fasana Corp--, y a la mexicana Grimsur. Su participación en Oceanografía fue central y ahora el Sistema de Administración Tributario (SAT) acusa a la naviera de evadir impuestos. Grimsur llevaba la nómina de los más de 4,400 trabajadores de Oceanografía y el pago a algunos proveedores. Apenas el pasado 14 de marzo, el Tribunal Colegiado de Circuito determinó que el SAT no puede cobrar los cerca de 18 mil millones de pesos que Oceanografía adeuda al fisco; ello debido al retraso de la autoridad para reclamar y considerarse acreedor en el juicio mercantil que se sigue a Oceanografía. De acuerdo con los #PanamaPapers, a fines de 2014 la PGR reveló, en comunicaciones internas, que el Ministerio Público de la Confederación Suiza les requirió información de Francisco Javier y Oscar Rodríguez Borgio y Martín Díaz Álvarez para “integrar la instrucción número MSV.14.0338-BAN iniciada en aquel país, por su probable responsabilidad en la comisión del delito de blanqueo de capitales”. [caption id="attachment_435755" align="alignnone" width="1228"]Francisco Javier y Oscar Rodríguez Borgio. Foto: Especial Francisco Javier y Oscar Rodríguez Borgio. Foto: Especial[/caption] Proceso buscó a los hermanos Rodríguez Borgio, quienes a través de su abogado Carlos López Arguijo aceptó que tenían dos empresas en paraísos fiscales pero aclaró que fueron creadas para adquirir “una lancha de dos motores para salir a pescar”. Precisó que en una de ellas la parte de Martín Álvarez se le compró, que ya no tienen movimientos financieros y que no tienen nada que ver con lavado de dinero ni robo de hidrocarburos. También aceptó que Suiza les abrió una indagatoria, pero dijo que “ya se aclaró” con los documentos oficiales mexicanos. Sostuvo que si se les indagó “fue por Martín Díaz”, porque a él lo investigaban. De Fabián Narváez dijo conocerlo, pero no la empresa que éste abrió en BVI e incluso que no tiene nada que ver con las de sus clientes Rodríguez. Explicó que al despacho Mossack Fonseca lo contactaron por recomendación de la empresa que les vendió la embarcación, de la cual no recordó su nombre. Incluso dijo que “ya ni se acordaban” que tenían las dos empresas en las islas. Los hermanos Borgio también son dueños del casino Big Bola, aquel que ofrecía premios en dólares a “ganadores” presuntamente fantasmas. Por su lado, la defensa de Amado Yáñez aseguró desconocer la existencia de Ceresias. A consulta de Proceso como parte de la investigación coordinada por el ICIJ, “los abogados del exdirector de Oceanografía solicitaron información sobre las operaciones que realizó Ceresia Services Limited. Aseguró que esa compañía “jamás utilizó o realizó ninguna actividad financiera y/o comercial”. Narváez Tovar, a través de su contador Carlos Velueta, dijo a Proceso que Fasana Corp fue dada de alta en el paraíso fiscal, pero que “no tiene nada que esconder ni es extraño tener estas empresas”. Aclaró que se abrió para obtener un crédito y comprar una propiedad en Miami” y no cuenta con más movimientos financieros. Ante la pregunta de la relación entre adquirir una empresa en Miami y abrir una empresa en otro país como BVI, el contador aseguró que eso “es común en Estados Unidos cuando se adquiere una propiedad”. De Fasana LLC dijo: se hace así porque una empresa es dueña de la otra para propósitos de adquirir la propiedad”. Sin embargo, dijo desconocer del resto de las empresas de su jefe en Miami, mismas que tienen a “agente registrador” relacionado con Mossack Fonseca. Aseguró que Fasana no tiene relación alguna con las empresas de quienes fueron dueños de Oceanografía. A Martín Díaz Álvarez no se le pudo localizar en su domicilio de Miami, Florida. oceanografia on Linkurious. Lavado de dinero El 28 de febrero de 2014, Banamex denunció a Oceanografía por un fraude de 585 millones de dólares operado mediante la entrega en garantía de documentos falsos de Pemex. El 31 de marzo PGR anunció el embargo de la naviera que pasó a ser administrada por el Sistema de Administración y Enajenación de Bienes (SAE). La PGR abrió la averiguación previa UEIORPFAM/AP/065/2014 dependiente de la Subprocuraduría Especializada en Investigaciones de Delincuencia Organizada (SEIDO) y de ahí ordenó el aseguramiento de todas las cuentas bancarias y de negocios de dos accionistas de Oceanografía: los hermanos Rodríguez Borgio y de Martín Díaz Álvarez. El 19 de junio de 2014, meses después de abierta la indagatoria en SEIDO, el ministerio público ordenó liberar las cuentas de Rodríguez “al haberse acreditado su legítima procedencia”. Cheques, inversiones bursátiles, créditos en garantía, fideicomisos, valores, ahorros, pólizas que existan a nombre o beneficiarios de “Francisco Javier Rodríguez Borgio y Shipping Group Mëxico SGM SAPI de CV y/o GGM Shipping SA de CV” quedaron fuera de toda investigación. A Amado Yáñez Osuna, propietario original de la empresa y dueño del 80 % de las acciones se le abrió en paralelo otra averiguación previa, la UEIORIFAM/AP/115/2014. En marzo de 2012, la PGR detectó la ordeña a ductos de Pemex que a su vez se depositaba en los contenedores de la empresa GGM en Querétaro, de ahí que abrió la averiguación previa AP/PGRJQR0/QR0-IV1090/2012 contra los accionistas del grupo, que eran los hermanos Rodríguez Borgio y Marín Díaz Álvarez El 16 de diciembre de 2013, la PGR inició el “acta circunstanciada”: PGR/SEIDO/AC/UEIORPIFAM/74/2013 en la que solicitó todos los movimientos bancarios de Martín Díaz a partir de 2005 a esa fecha. El 19 de febrero de 2014, la Comisión Nacional Bancaria y de Valores, ante un posible lavado de dinero, inició una revisión de las operaciones de la financiera Caja Libertad, de la cual Martín Díaz era presidente del consejo de administración y los hermanos Rodríguez Borgio, miembros. Siete días después, el 27 de febrero de 2014, Banamex hizo público un presunto fraude por alrededor de 500 de dólares de Oceanografía. A lo largo de esos años, Mossack Fonseca creó a nombre de los hermanos Borgio, Martín Díaz, Amado Yañez y el encargado de la nómina de Oceanografía, empresas en paraísos fiscales donde ellos figuran como directivos. [caption id="attachment_368045" align="alignnone" width="1200"]Amado Yáñez Osuna, accionista mayoritario de Oceanografía. Foto: Especial Amado Yáñez Osuna, accionista mayoritario de Oceanografía. Foto: Especial[/caption] Suiza indaga lavado En el expediente de los socios de Oceanografía en Mossack Fonseca, hay oficios certificados que la PGR, el Ministerio Público de la Confederación Suiza y un despacho de aquel país, Nobel & Hug en torno a “la probable responsabilidad” de los hermanos Rodríguez Borgio y Martín Díaz en el “blanqueo de capitales”. Para el 10 de noviembre de 2014 ya existía el intercambio de comunicaciones entre ellos. El principal, un requerimiento de información que hace el despacho Suizo a la procuradora de su país. Ésta lo consulta con México vía la representación de PRG en la Unión Europea con sede en España. Érica Cervantes Albarrán, funcionaria establecida en España, quien pide referencias sobre estas personas y su posible participación en lavado de dinero; las oficinas a las que consulta dicen que no han encontrado.

Oceanografía, la empresa predilecta de Fox y Calderón, enganchada a los paraísos fiscales

El problema es que la consulta no se hace a la Unidad Especializada en Investigación de operaciones con Recursos de Procedencia Ilícita y de Falsificación o Alteración de Moneda (UEIORPIFAM) de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO) de la PGR, sino a la Unidad Especializada en Investigación de Delitos Cometidos por Servidores Públicos y contra la Administración de la Justicia (UEIDCSPCAJ) de la propia SIEDO, a pesar de que los involucrados no son servidores públicos. La historia es la siguiente: el 27 de noviembre en el oficio UEIDCSPCAJ/2763/2014 emitido por Gerardo Raymundo Arizaga Cortés, encargado de despacho de la UEIDCSPCAJ, revela que Suiza está indagando por lavado de dinero a los mexicanos. El funcionario de la PGR detalla en el escrito: “…la Procuraduría General de la República recibió asistencia jurídica formulada por el Ministerio Público de la Confederación Suiza, la cual tiene por objeto recabar diversa documentación relacionada con Oscar Rodríguez Borgio, Francisco Javier Rodríguez Borgio y Martín Díaz Álvarez, a fin de integrar la instrucción número SV.14.0338-BAN que se lleva en ese país por el delito de blanqueo de capitales”. La carta va dirigida al director general de Procedimientos Internacionales de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales y pide que se informe si en la base de datos de dicha Unidad existen registros de averiguaciones en contra de los hermanos y Martín Díaz. En particular, le pidió que precisara “si la investigación tiene relación con el delito de blanqueo de capitales que se investiga en Suiza, y en caso afirmativo proporcionar copia certificada de todo lo actuado”. En el tercer párrafo, Arizaga Cortés dice que no se localizó antecedente. Un segundo oficio fechado el mismo 27 de noviembre de 2014 por la Secretaría Técnica” del delegado de PGR en el Distrito Federal, y también dirigida al director general de Procedimientos Internacionales, José Manuel Merino Madrid, dice que los subdelegados y el encargado de Oficialía de Partes tampoco encontraron antecedentes. Todos estos oficios los reenvió la Agregaduría Legal para Europa con sede en Madrid, España dependiente de la Subprocuraduría Jurídica y de Asuntos Internacionales, Erika Cervantes Albarrán, a la procuradora Suiza el 25 de febrero de 2015, misma que llegó a su destino el 3 de marzo de 2015. El intercambio de escritos obtenido de la base de datos de Mossack Fonseca, concluye cuando la procuradora suiza, Angéla Wellauer los remite al despacho Nobel & Hug de Suiza bajo la leyenda: “procedimiento penal abierto en contra de Francisco Javier Rodríguez Borgio, Oscar Rodríguez Borgio y Martín Díaz Álvarez por blanqueo de dinero (artículo 305 bis CP)”. Las autoridades mexicanas informaron a Suiza que no hay indagatoria contra Martín Díaz Álvarez, sin embargo existe la UEIORPIFAM/AP/05/2014, y hay una orden de aprehensión en su contra, aunque éste litiga un amparo para evitar su captura. También, bajo el mismo proceso penal, los juzgados rechazaron entregarle 23 cuentas bancarias que éste reclamó suyas. El área de comunicación social de la PGR ratificó a Proceso que la investigación sigue radicada en SEIDO pero rechazó detallar la situación de Díaz y de los hermanos Rodríguez Borgio. [caption id="attachment_435756" align="alignnone" width="1200"]Martín Díaz Álvarez, uno de los accionistas de Oceanografía. Foto: Especial Martín Díaz Álvarez, uno de los accionistas de Oceanografía. Foto: Especial[/caption] Empresas en paraísos fiscales Mossack Fonseca empezó a trabajar con los dueños de Oceanografía a partir de 2011 sin problema alguno hasta que Banamex destapó el presunto fraude por 585 millones de dólares cometidos por los dueños de la naviera. A partir de ese momento demandó nuevas diligencias a sus clientes, pero fue el 18 de marzo de 2015 cuando se establecieron “resultados adversos” sobre los propietarios de Linard Consultants Inc: los hermanos Roríguez Borgio y Marín Díaz Álvarez quienes el 23 de junio de 2011 la crearon, aunque éste último les vendió sus acciones el 4 de enero de 2013. En los correos, empleados de Mossack Panamá le dicen a Olga Santini de Mossack Miami que PGR abrió una indagatoria contra Francisco Javier Rodriguez Borgio y “es acusado de lavado de dinero”, además de que PGR lo investiga por presuntamente comprar hidrocarburos robados para su Grupo Gasolinero México (GGM). Respecto a su hermano Oscar, Mossack Fonseca le informa a Olga Santini que es sobrino de Ángel Isidoro Rodríguez, alías El Divino, quien se vio envuelto en un escándalo de fraude bancario en los año noventa. Además que en 2012 estuvo bajo investigación por tener nexos con grupos del crimen organizado y que tiempo después encontraron en una de sus propiedades de Querétaro un significativo cargamento de balas, según notas de prensa. Santini responde el 24 de marzo de 2015 “este mismo problema lo tuvimos hace como 4/5 años …podrías mirar antes de volver a molestar al cliente”. Mossack insiste a Santini que revise la información reciente del cliente (Rodríguez Borgio) pues la que tienen, entre ella una carta de no antecedentes penales, data de junio de 2014. La base de datos muestras las misivas enviadas a Mossack por Francisco Javier. Las dos están fechadas el 11 de marzo de 2013. Una de ellas es de la Procuraduría General de Justicia de Querétaro en la que consta “en todos los años anteriores a la fecha” no hay antecedentes penales. La segunda es de la Coordinación general de Prevención y Readaptación Social de la Secretaria de Gobernación en donde sostiene que el Archivo Nacional de Sentenciados “no registró sentencias irrevocables condenatorias” en el ámbito federal. Mossack central le pide nuevas referencias. Entre los documentos que se envían, esta una carta del 19 de mayo de 2015 de Banorte en la que dice tenerlo como cliente desde abril de 1999 y que ha cumplido siempre con las leyes; una más a su favor es del intermediario Jordan Castellon & Company PL que revela es su cliente desde hace diez años. El 7 de octubre de 2015 Mossack envía a Santini un “world chek” que reporta es dueño de Caja Libertad y existió un procedimiento en su contra por posible lavado de dinero en 2014. A pesar de la gravedad de los señalamientos, Mossack Fonseca mantuvo como clientes a los entonces socios de Oceanografía.

Comentarios

Otras Noticias