Gobierno federal lamenta el crimen, CNDH investiga y Duarte pide ayuda a PGR

domingo, 29 de abril de 2012
XALAPA, Ver. (apro).- Mientras el gobierno federal se sumó a la condena por el crimen de la corresponsal de Proceso en Veracruz, Regina Martínez, la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) anunció que abrió una investigación de oficio sobre el caso, al margen de la que realiza el gobierno estatal. En tanto, el gobierno de Veracruz solicitó a la Procuraduría General de la República (PGR) que participe en las indagatorias. Durante un encuentro con el gobernador del estado, Javier Duarte de Ochoa, el fundador de la revista Proceso, Julio Scherer García, expresó que el crimen de Regina Martínez ocurrió en el clima de descomposición en el estado. En la reunión, realizada en la casa de Gobierno en Xalapa, el director de la revista, Rafael Rodríguez Castañeda, señaló que en el estado también ha existido un “ambiente de hostilidad” hacia el semanario. Como muestra, mencionó la reciente incautación de ejemplares de la publicación en el estado. Según la Procuraduría General de Justicia del Estado (PGJE), Martínez Pérez, de 49 años, murió alrededor de las cuatro de la mañana del sábado, asfixiada y golpeada. La necropsia determinó que el agresor o agresores le rompieron el maxilar y dos costillas. Los primeros peritajes reportaron la desaparición de la computadora y dos celulares de la reportera. Hasta la tarde del domingo, la PGJE sólo contaba con la declaración de dos personas que fueron llevadas al Ministerio Público en calidad de presentadas. Se trata de la vecina que avisó a la policía sobre circunstancias extrañas en el domicilio de Regina Martínez y la de un hombre que eventualmente le hacía trabajos de mantenimiento. Duarte de Ochoa aseguró que su gobierno solicitó a la PGR, a la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y a la Comisión Estatal de Derechos Humanos que participen como coadyuvantes en la investigación. Hasta la noche del domingo, la PGR no había respondido. Jaime Sepúlveda, director general de Programa de Agravios a Periodistas de la CNDH, informó a Proceso que el organismo abrió de oficio un expediente para hacer su propia investigación. Explicó que el propósito es que verificar que la Procuraduría del Estado integre la averiguación previa como debe ser. Además, la revista Proceso será coadyuvante en las indagatorias. Por la tarde, un centenar de personas entre periodistas y miembros de organizaciones sociales se concentraron en la Plaza Lerdo, frente al Palacio de Gobierno, para repudiar el crimen. Reunidos a un lado de las escalinatas de la catedral, criticaron al gobierno de Duarte por el asesinato de tres periodistas en lo que va de su administración, que inició en enero de 2011. Esta tarde, la Secretaría de Gobernación, a través de un comunicado, indicó que la muerte de la periodista representa un atentado a la libertad de expresión y a los derechos humanos. Agrega que el gobierno federal “lamenta y condena enérgicamente el asesinato de la periodista Regina Martínez”. El comunicado indica que el gobierno de la República tiene plena disposición para colaborar, en caso de ser necesario, en las investigaciones que realicen las autoridades del estado de Veracruz. En este sentido, la Segob aseguró que estará pendiente del desarrollo de las indagatorias del caso. La dependencia señala que funcionarios de la Secretaría de Gobernación establecieron contacto hoy con los familiares de la periodista para externarles las condolencias del secretario de Gobernación, Alejandro Poiré, y del gobierno federal por tan condenable hecho.  

Comentarios

Otras Noticias