Temor en la ciudad divina

viernes, 7 de noviembre de 2008
NUEVA JERUSALÉN, MICH - El sacerdote rebelde Carlos Borromeo se alisa su tupida barba negra Y desde lo alto del monte apunta con el índice hacia los calurosos lomeríos donde se asienta la comunidad amurallada de la Nueva Jerusalén, regida por sus propias leyes y vigilada día y noche por guardias recelosos "En la Nueva Jerusalén vivimos con temor Tan pronto salgo de mi casa, tengo que mirar para un lado y otro, pues siempre nos tienen vigilados los guardias del poblado No tenemos paz ni tranquilidad", dice el sacerdote ?¿Es cierto que grupos de narcotraficantes operan en la Nueva Jerusalén? ?Sólo sé que por las noches suele llegar al poblado gente en camionetas de lujo Las estaciona por el rumbo donde vivía el vidente Agapito Gómez, quien tuvo durante años el control de la comunidad y que murió en septiembre pasado "Hay además una pista de aterrizaje al oeste de la Nueva Jerusalén En un tiempo la clausuraron los soldados del Ejército por ser clandestina, pero otra vez está en uso Aunque algunos aseguran que esa pista se abrió para que la gente llegara en avioneta a visitar al Santo Señor de Carácuaro? ¡Vaya usted a saber! "Corren muchos rumores de que en el pueblo hay tráfico de armas y de droga No podemos comprobarlo porque nosotros debemos meternos temprano a nuestras casas? Pero eso sí, el vidente Agapito tenía un deseo desordenado de poder, riquezas y placeres" Carlos Borromeo ?el padre tomó este nombre de un santo italiano del siglo XVI? encabeza a otros 32 sacerdotes que se oponen a la gente de Agapito Gómez Este último grupo mantiene el control de la Nueva Jerusalén, pese a la reciente muerte de su líder Por eso Carlos Borromeo habla con Proceso a escondidas, en lo alto de un cerro, a las afueras de esta comunidad religiosa, fundada a raíz de que ?dicen sus integrantes? en ella se apareció la Virgen del Rosario en 1973 Una carretera bordeada de cañaverales conduce a Nueva Jerusalén; deja atrás las negras chimeneas del ingenio de Pedernales, los rojos tejados del caserío de Tacámbaro Agobia el sol en esta región de la Tierra Caliente michoacana En una hondonada se yergue, a lo lejos, una torre cilíndrica que, en espirales, culmina en un globo terráqueo sobre el que hay una cruz De tajo, la carretera de asfalto se acaba frente a una muralla almenada y con rejas en las puertas La muralla es altísima Las rejas están cerradas a cadena y unos guardianes prohíben el paso Tras la muralla están la torre y la comunidad de la Nueva Jerusalén Adentro, mujeres vestidas con túnicas y las cabezas cubiertas con velos recorren las empinadas calles con nombres religiosos: Nazaret, Belén Los hombres llevan en el cuello largos rosarios Al repique de las campanas de su catedral lo acompaña el interminable murmullo de los rezos En una barda se exhibe el reglamento para residir en la Nueva Jerusalén Comienza así: "El requisito indispensable para poder ser aceptado como parte de este pueblo es ser creyente de las apariciones de Nuestra Madre Santísima del Rosario" También prohíbe el "consumo de bebidas embriagantes" y el uso de la bicicleta y del automóvil Es deber de los pobladores "dar un día de faena" a la Iglesia Para los jerarcas del catolicismo, los dos grupos de sacerdotes enfrentados, así como el resto de los cerca de 4 mil habitantes de la Nueva Jerusalén ?donde hay tres seminarios y un convento con aproximadamente 250 monjas? no son más que desquiciados fanáticos de la que despectivamente llaman la "secta rosariana", hoy fuertemente dividida Con un rosario que le cuelga del pecho, Carlos Borromeo vuelve a alisarse la barba y explica: "No tenemos nada que ver con la Iglesia católica, que depende de Roma Nosotros nos denominamos Iglesia tradicionalista porque seguimos el verdadero culto de los primeros cristianos Aquí formamos a nuestros propios seminaristas y oficiamos nuestras misas en latín" ?¿Qué piden ustedes, los inconformes? ?Que se vuelva a los tiempos en que floreció la Nueva Jerusalén, cuando sí había una verdadera devoción a nuestra santísima Virgen del Rosario Había entonces espiritualidad y entrega Hoy hay puro vandalismo Manipulación política Encomia el religioso a las dos primeras "videntes" que "hablaban" con la Virgen, Gabina Romero y su sucesora María de Jesús, así como al líder espiritual de entonces, Papá Nabor, que supo conducir por el "buen camino" a la comunidad Pero a partir de 1993 las cosas empezaron a cambiar: "Tan pronto tomó el mando, Agapito se hizo rodear por 40 guardias que sembraron el terror Empezaron el vandalismo y los atropellos contra la población Agapito abusó sexualmente de menores de edad Hubo asesinatos y expulsiones Agapito fue además un falso vidente Se valió del engaño Por ejemplo, en tiempos de elecciones nos decía que la virgen le hablaba pidiéndole que votáramos por el PRI, porque la virgen es priista y PRI significa ?primero? Por sus intereses políticos y de poder nos opusimos a él" ?Pero Agapito acaba de morir? ?Sí, pero su gente sigue teniendo el control de la Nueva Jerusalén: los encargados del orden, de los trabajos comunales, del mercado, del agua, de la luz, de la zafra de caña? todos son gente impuesta por Agapito Las cosas siguen igual A Gómez se le achacaban vínculos con los traficantes de drogas y de armas que operan en la región La Procuraduría de Justicia de Michoacán abrió averiguaciones previas contra él por acopio de armas (expediente 52/2005), ejercicio indebido del propio derecho (07/2006), amenazas de muerte (11472205) y homicidio calificado (075/2005), ya que se le acusaba de expulsar o asesinar a sus opositores mediante sus escoltas, a quienes aún se les llama "guardias celestiales" En un informe confidencial de la Subprocuraduría de Investigación Especializada en Delincuencia Organizada (SIEDO), de la Procuraduría General de la República, del que Proceso tiene copia, se señala que Agapito Gómez mantuvo estrechos vínculos con el político priista Valentín Rodríguez Gutiérrez, quien es "parte integral" de la banda de narcotraficantes de La Familia Agrega el informe que los "guardias celestiales" es un grupo "integrado por gentes armadas" Valentín Rodríguez Gutiérrez fue dos veces presidente municipal de Tacámbaro (en los trienios 1993-1995 y 2004-2007), población cercana a la Nueva Jerusalén Durante su primera gestión como alcalde, Rodríguez pidió licencia para contender por la diputación local del VII distrito, la cual ganó Después presidió la Comisión de Turismo en el Congreso estatal, y se dice que intenta obtener una diputación federal en las elecciones del año próximo, dando por hecho que tiene el voto cautivo de los pobladores de la Nueva Jerusalén, conocidos como "los vivientes" En mayo del año pasado, un grupo de narcotraficantes atacó a miembros del Ejército que se encontraban en la población de Carácuaro Cinco soldados murieron y cuatro fueron heridos El Ejército logró detener a 10 personas implicadas en el ataque, entre las que se encontraba Miguel Covarrubias, uno de los "guardias celestiales" En julio de 1998 Agapito fue encarcelado en el Cereso de Mil Cumbres porque violó y dejó embarazada a una niña de 11 años Aunque viven en la Nueva Jerusalén, los familiares de la menor se atrevieron a denunciar penalmente a Gómez, quien ya antes había cometido actos similares impunemente Teresa Madrigal Alaniz, quien fue regidora del PRD en la alcaldía de Tacámbaro y abogó por la niña, señala que Agapito salió libre debido a sus influencias políticas: "Nunca se hizo justicia En lugar de permanecer en la cárcel, Agapito estuvo en un hospital porque cayó enfermo Muy pronto salió libre Lo defendió su amigo Valentín Rodríguez, que hoy anda lanzándose para diputado federal" Explica Teresa Madrigal que en la Nueva Jerusalén impera un estado de excepción: "No hay asistencia médica ni otros servicios estatales Sus normas internas prohíben incluso ver la televisión o escuchar la radio Sus sacerdotes llevan nombres de santos El solo hecho de que la comunidad esté rodeada de murallas y tenga bloqueados sus accesos ya nos habla de que no hay libertad de tránsito Hace algunos años intentamos introducir ahí una escuela primaria para que los niños tuvieran por lo menos instrucción básica No lo logramos" ?¿Por qué los gobiernos han dejado pasar estas irregularidades? ?Porque consideran, supongo, a la Nueva Jerusalén como un coto del PRI Ese partido dio materiales para construir sus viviendas A mediados de los noventa apoyó las expulsiones emprendidas por Agapito Y actualmente siguen siendo priistas, como Valentín Rodríguez, quienes tienen cierto control sobre la población Un tumor canceroso en la garganta mató a Agapito Gómez el pasado 26 de septiembre Hubo procesiones en su honor y una misa de cuerpo presente Se le enterró a la entrada de la catedral Carlos Borromeo dice que Agapito dejó dividida a esta comunidad, situada en el municipio de Turicato: "Calculo que actualmente nos apoya una tercera parte de la Nueva Jerusalén, el resto sigue estando con la gente que dejó él Estamos divididos y enfrentados Ya es hora de que el gobierno intervenga para poner orden, pues esa es su responsabilidad" l

Comentarios