Las desaparecidas de Juárez y el montaje oficial

sábado, 30 de julio de 2011
Al universo de violencia, horror y muerte, de impunidad y desamparo que vive Ciudad Juárez, se suma el drama de las jóvenes desaparecidas. Para activistas, promotores de derechos humanos y familiares de esas chicas, el megaoperativo realizado la madrugada del sábado 23 por policías federales y estatales en esa zona fronteriza fue tan estruendoso como inútil. CHIHUAHUA, Chih.- En el megaoperativo del sábado 23 en el centro de Ciudad Juárez para el rescate de jovencitas desaparecidas –y del cual se pavoneó la Policía Federal– fueron detenidas por unas horas seis menores que ejercían la prostitución, una de las cuales incluso había sido reportada como extraviada, pero el despliegue decepcionó a las familias de las desaparecidas. Resultó falsa la información difundida ese día por la Secretaría de Seguridad Pública federal de que en esa acción, en la que participó también la policía estatal, hubo 30 arrestos por trata de personas y 20 jóvenes recuperadas. Lo cierto es que ninguna cantina, casa de huéspedes, baño público, centro nocturno u hotel de paso fue clausurado o multado; ni siquiera dejó de operar El Refugio, el hotel donde fue localizada una quinceañera reportada como desaparecida desde el 31 de mayo. Las menores encontradas escaparon del albergue al que fueron enviadas. Pese al despliegue de 300 policías y a las denuncias de familiares de jóvenes desaparecidas, el fiscal de Investigación y Persecución del Delito en la zona norte de la entidad, Jorge González Nicolás, negó que existan bandas dedicadas a la trata de personas. (Extracto del reportaje que aparece esta semana en la edición 1813 de la revista Proceso)  

Comentarios